Todo maternidad - La red social de la maternidad. Todo sobre la embarazo, posparto y crianza



El bebé mide unos 23 cm de vértex a rabadilla y pesa unos 900 gramos, pero esto varía en función del sexo y de cada bebé.

El bebé se pasa casi todo el día durmiendo, pero cuando se despierte, lo notarás porque realizará movimientos muy intensos, sobre todo si hay estímulos, porque sus reflejos están lo suficientemente maduros como para responder a según qué sensaciones, como ruidos externos o golpecitos que le demos nosotras mismas. Normalmente estira los brazos o las piernas. Sus manos también están activas durante los períodos de vigilia. Su coordinación es tan buena que puede llevarse el dedo pulgar a la boca para relajarse, algo que, además, fortalecerá la musculatura de la mandíbula y la mejilla.

A medida que se acerca el nacimiento, el sistema nervioso se está preparando para controlar la temperatura del bebé. A ello contribuye el incremento progresivo de grasa bajo la piel, el tejido adiposo que lo protegerá del frío cuando nazca. Asimismo, se van difuminando los pliegues de su piel.

La estimulación táctil es algo que empieza a fascinar a tu bebé, aunque dentro del útero no haya mucho que tocar. Se toca las manos, las piernas, se acaricia la cara, agarra el cordón umbilical... En caso de que tengas gemelos, se explorarán recíprocamente, algo que promoverá su posterior unión y complicidad. Sin embargo, pueden desarrollar rutinas independientes y mientras uno duerme, el otro puede estar despierto, embelesado en uno de los pies de su hermanito.
El bebé deglute alrededor de medio litro de líquido amniótico a diario, fundamental para el completo desarrollo del sistema respiratorio y digestivo.

Barriguita Lara

¿Qué me está pasando?

Las contracciones irregulares e indoloras pueden aparecer, si no lo han hecho en las semanas precedentes. Son las llamadas contracciones de Braxton Hicks y son muy importantes para que tu útero se prepare de cara al parto. En realidad, las tienes desde la semana 6, pero es ahora que las puedes empezar a notar, cuando tu abdomen se endurece. Si observas que son muy regulares y demasiado molestas, consulta a tu comadrona, ya que podría ser una señal de parto prematuro. (link: Preguntas más frecuentes sobre las contracciones).

Pruebas médicas

En esta semana ya sabrás si el test de O'Sullivan realizado hacia la semana 24 ha dado positivo. Si es así, se te realizará un test más profundo para valorar tu intolerancia a la glucosa. Se trata del test de la sobrecarga de glucosa o la llamada curva de las tres horas. (link: Pruebas médicas semana 24).

Si esta semana tienes visita, mirarán tu tensión, controlarán tu peso y te realizarán una prueba de orina para valorar la cantidad de proteínas en la orina, lo que podría ser índice de preeclampsia, una complicación grave del embarazo que tiene que ver con la hipertensión, problemas de coagulación o edemas. (link: Cuando la hinchazón es excesiva)