Todo maternidad - La red social de la maternidad. Todo sobre la embarazo, posparto y crianza



El feto es ahora como una pequeña fresa, pesa entre 5 y 6 gramos y mide entre 30 y 40 mm.

La cara de tu bebé cada vez es más harmónica y el cuello empieza a tomar forma. En este momento, empieza la calcificación de sus huesos (los cartílagos empiezan a retener calcio), proceso que se prolongará durante los primeros años de vida de tu hijo.

El cerebro sigue desarrollándose con el nacimiento de miles de neuronas a diario, aunque aún quedan semanas para que se conecten entre ellas. Por ello, los movimientos de sus manos son aún gestos involuntarios, porque, en realidad, su cerebro no ha emitido ninguna orden para que se muevan. De manera que estos movimientos se producen simplemente porque ya están formados los nervios que se conectan a los músculos.

Hacia esta semana, el hígado empieza a funcionar, sin embargo aún no está preparado para metabolizar la bilirrubina y producir bilis (responsable de digerir los alimentos), función que sólo desempeñará justo antes de nacer. Por este motivo, los bebés prematuros están más expuestos a sufrir ictericia, es decir, a ponerse amarillos. Esto sucede porque el hígado es todavía incapaz de gestionar la cantidad de bilirrubina que se encuentra en el nivel de sangre del bebé.

La forma de paleta que tenían los pies y las manos empiezan a tomar forma humana y se inicia la formación de las yemas y sus huellas digitales. Bajo las encías, se esbozan los dientes, que no aparecerán hasta pasados seis meses, aproximadamente, del nacimiento del bebé.

Embarazo analíticas 2

¿Qué me puede pasar?

Algunas mujeres han ganado uno o dos kilos, pero otras, debido a los vómitos y a la inapetencia, pueden haber perdido peso. Todas estas situaciones entran dentro de la normalidad y no debemos darle mayor importancia; en unas semanas, lo más seguro es que te encuentres mejor y empieces a ganar el peso adecuado. Si no es así, tu comadrona te ayudará a tomar medidas.

Es importante que a estas alturas tu dieta sea adecuada, que tus hábitos se hayan adaptado a tu nuevo estado y que, si no lo hacías antes, empieces a practicar ejercicio suave. (links: Embarazo: actividades que mejoran tu estado;   Cuánta cafeína se puede tomar en el embarazo)

Pruebas médicas

Antes de la semana 12, te realizarán un primer análisis de sangre para confirmar tu grupo sanguíneo y tu Rh, así como para analizar ciertos valores importantes de cara al cribado del primer trimestre (screening bioquímico), prueba que, en combinación con la ecografía de las 12 semanas, servirá para determinar el riesgo de complicaciones cromosómicas del feto. Además, esta analítica de sangre servirá para saber si tienes anemia, para determinar los anticuerpos del HIV y para extraer información sobre infecciones que has podido pasar (serologías) como la toxoplasmosis, la sífilis, la rubéola o las hepatitis B y C. (links: Análisis de sangre y de orina en el embarazo;   ¿Por qué los análisis durante el embarazo?)