Todo maternidad - La red social de la maternidad. Todo sobre la embarazo, posparto y crianza



El embrión pasa de parecer un disco a formar una especie de tubo. Cambia constantemente, envuelto en una bolsa de líquido que lo acompañará a lo largo de todo el embarazo. Al final de esta semana puede medir hasta 2 mm, como una semilla de manzana.

Para seguir creciendo, lo primero que necesita el embrión es un órgano como el corazón para que envíe glóbulos rojos con oxígeno al resto del pequeño cuerpo. Todavía tiene que coger forma, porque aún es un órgano muy sencillo. Sin embargo, este conjunto de células alrededor de un vaso sanguíneo ya bombea sangre y, al contraerse rítmicamente, ya podemos encontrar el latido del bebé. El latido de su minúsculo corazón será apreciable a partir de la siguiente semana, y audible con un aparato que amplifica el sonido llamado doppler, entre la octava y la décima semana del embarazo.

embrion-1-semana

También se está formando el tubo neural, el origen del cerebro y la médula espinal del bebé. Por este motivo, se suele dar tanta importancia en esta etapa tan temprana del embarazo -e, incluso, tres meses antes de la concepción- a la ingesta de ácido fólico, ya que resulta esencial para la correcta formación del tubo neural. (El ácido fólico en el embarazo y el lenguaje del bebé)

¿Qué me está pasando?
Los síntomas de embarazo cada vez son más evidentes. Algunas mujeres experimentan tensión en los pechos, molestias en el bajo vientre, cambios de humor, sensibilidad olfativa y, sobre todo, sueño y fatiga. Las náuseas y los vómitos suelen ser las molestias más habituales en esta primera etapa, sobre todo por las mañanas. (Embarazo, primeros síntomas)

Pruebas médicas

Todavía no se suele practicar ninguna prueba diagnóstica por protocolo, pero si se realizara una ecografía transvaginal se podría identificar el saco de líquido donde flota el embrión; éste, en cambio, sería inapreciable por ser aún muy pequeño.