Todo maternidad - La red social de la maternidad. Todo sobre la embarazo, posparto y crianza



Algunos bebés nacen con marcas de nacimiento que, al principio, pueden inquietar a sus padres. Mientras que algunas marcas de nacimiento desaparecen después de algunos años, otras permanecerán toda la vida. A continuación, te mencionamos los tipos más comunes de marcas de nacimiento:

Marca de nacimientoManchas de color café con leche. Éstas son manchas de tonalidad marrón -de ahí su nombre "café con leche"- que se pueden presentar en cualquier parte del cuerpo del recién nacido. No desaparecen con el tiempo. Si tu bebé tiene muchas manchas de café con leche, avisa a tu médico, ya que esto puede ser signo de que tu bebé necesita algunos estudios.

Hemangioma en fresa. También llamado hemangioma capilar de la infancia o marca de fresa, se trata de una mancha roja y elevada de textura suave. Puede ser tan pequeño como un grano de maíz o más grande que una pelota de béisbol. Los hemangiomas en fresa se forman cuando hay un suministro anormal de sangre a una parte de la piel, lo que provoca que ésta se inflame y se vuelva de color rojo. Generalmente, aumentan de tamaño después del nacimiento, pero suelen desaparecer entre los 5 y 10 años de edad. Si el hemangioma en fresa se ubica cerca del ojo e interfiere con la visión, será necesario tratarlo. Dado que cualquier hemangioma ubicado en la región facial puede ser discapacitante, el médico deberá controlar el crecimiento de este hemangioma para asegurarse de que desaparezca adecuadamente.

Hemangioma cavernoso. Es como un hemangioma en fresa, pero involucra capas más profundas de tejidos y su textura es grumosa. Por lo general, los hemangiomas cavernosos crecen durante el primer año de vida para luego desaparecer entre los 5 y 12 años. A veces se pueden extirpar quirúrgicamente.

Molas. También llamadas nevus pigmentados congénitos; las molas varían de claras a oscuras, y pueden tener crecimiento de pelo en su superficie. Las molas no suelen ser motivo de preocupación. Sin embargo, si la mola de tu bebé recién nacido es muy grande, comienza a sangrar o cambia de color, de forma o de tamaño, se podría tratar de un cáncer de piel, por lo que hay que consultar al médico de inmediato.

Manchas mongólicas. Éstos son puntos verdosos o azulados que se asemejan a un hematoma debajo de la piel. Generalmente se presentan en las nalgas o la espalda de bebés negros, asiáticos, mediterráneos o de otro tipo de tez oscura. Las manchas mongólicas, por lo general, se atenúan dentro del primer año de vida.

Manchas de vino Oporto. Se trata de puntos grandes y planos de color rojo oscuro o púrpura provocados por la presencia de demasiados vasos sanguíneos por debajo de la piel. Las manchas de vino Oporto no desaparecen con el tiempo.

Papilomas cutáneos. Éstos son pequeños tumores blandos de la piel. En caso de resultar antiestéticos o incómodos, el médico podrá extirparlos.

Arañas vasculares. Son vasos sanguíneos delgados en forma de araña, que habitualmente se atenúan durante el primer año. Si bien no suelen ser motivo de preocupación, es conveniente consultar al médico si aparecen.

Mordeduras de cigüeña. Se trata de manchas rosadas de forma irregular sobre el cuello o el rostro del bebé que desaparecen con el tiempo.

Anabel Carabantes, comadrona, enfermera pediátrica, sexóloga y coach

Tienes que estar registrado para realizar comentariors. Date de alta