Todo maternidad - La red social de la maternidad. Todo sobre la embarazo, posparto y crianza



A veces, cuando nos enfadamos, estamos tristes o asustados, si nuestros hijos nos preguntan, tendemos a decirles que no pasa nada, o fingimos estar sintiendo otras cosas pensando en no dañarles.

ComunicaciónLos niños captan con más facilidad que los adultos lo que hay debajo de las palabras. Es por ello que debemos tener en cuenta que, si nos sentimos de determinada manera y decimos lo contrario, el niño está captando el sentimiento real y recibe una información contradictoria.

Un ejemplo es el caso de cuando estamos cansados y el niño desea jugar con nosotros. Si jugamos con ellos sin ganas, incluso con algo de rabia, el niño va a captarlo por mucho que creamos que nosotros no lo estamos exteriorizando. Por eso es más recomendable ser honesto con ellos y decirles que estamos cansados y no nos apetece jugar, proponerles alguna alternativa o, si jugamos con ellos, decirles que no es culpa suya el que nos sintamos así, que normalmente nos encanta jugar con ellos, que les queremos, pero que ese día hemos trabajado mucho. Así eliminamos de esta situación el componente de la culpa, por desgracia, tan frecuente en la crianza de los niños.

La honestidad es algo esencial en la crianza de nuestros hijos, siempre sin perder de vista el momento evolutivo en el que se encuentran para saber cómo dirigirnos a ellos y pensando en lo que pueden sentir ante nuestras palabras.

Laura Perales Bermejo
Psicóloga infantil. Orientación reichiana, humanista, teoría del apego.
Colegiada M-26747

Tienes que estar registrado para realizar comentariors. Date de alta

Laura Perales Bermejo

LauraPSoy Laura Perales Bermejo, mamá y psicóloga infantil especializada en prevención (número de colegiada M-26747).

Mi enfoque engloba la Psicología Reichiana, la Teoría del Apego y la Psicología Humanista.

Leer más...

Pregunta a Laura Perales

Pregunta