Todo maternidad - La red social de la maternidad. Todo sobre la embarazo, posparto y crianza



Muchas mamás que acaban de dar a luz se obsesionan con su figura. Es esperable que si hemos engordado mucho, si nos ha quedado el abdomen flácido o estamos llenas de estrías, al mirarnos al espejo no nos sintamos del todo bien con nosotras mismas. Pues bien, en TodoMaternidad te queremos ayudar a superar esta crisis y enseñarte que debes mirar más allá de esos kilos de más.

Emociones pospartoAceptémoslo: hemos cambiado.

Aceptarse a uno mismo, no significa resignarse. Debemos encontrar un nuevo concepto de belleza en nuestro cuerpo y en nuestras nuevas redondeces. Nuestro cuerpo ha cambiado de forma natural para adecuarse a las necesidades de nuestro bebé y eso hay que aceptarlo y verlo como parte de un todo, la maternidad, una experiencia tan grande y hermosa que nos ha cambiado por dentro y por fuera.

Somos diferentes pero no menos hermosas.

Nuestro bebé necesita una mamá que emane amor y dulzura por los cuatro costados para que, al acurrucarse sobre nuestro nuevo vientre, entre nuestros pechos, notando nuestra respiración y nuestro corazón, le podamos ofrecer todo lo que precisa para ser feliz. Nuestro cuerpo ha cambiado y eso no es un impedimento para vivir la maternidad con confianza y optimismo. Sin embargo, toda esta maravilla de la naturaleza se ve coartada, en ocasiones, por la importancia que nuestra sociedad le ha otorgado a la delgadez, sea o no sana.

Aun teniendo todo esto en cuenta, es decir, que los cuerpos de las mamás normalmente son diferentes a los de las otras mujeres, no tenemos por qué descuidar nuestra imagen física si para nosotras es importante esta faceta o si, realmente, hemos cambiado tanto que nos supone un problema contemplarnos ante el espejo.

De esta manera, por nuestro bienestar físico y emocional (sentirnos bellas nos sube la autoestima) y no porque lo digan los cánones de belleza actuales, conviene procurarnos una imagen sana. Unos kilos de más, una barriguita o unas estrías no implican que tengamos que descuidar nuestra imagen y nuestra salud. Todo eso también es perfectamente normal y aceptarlo significa que nuestra autoestima funciona y que, por lo tanto, nuestra felicidad se la podremos contagiar a nuestro bebé.

¿Qué hacer para sentirnos bellas en el posparto?

A pesar de que nuestra sociedad parece tener muy claro un solo patrón de mujer ideal, sabemos que hay infinidad de gustos y que, por lo tanto, existen muchos tipos de belleza. Sólo hay que hacer un paseo por la historia de la humanidad para darse cuenta de ello, de cómo fluctúa el concepto de belleza en función de las modas y las necesidades que van surgiendo.

Por ello, es bueno que nos reinventemos como mujer cuando damos a luz, invitando a todos los que nos rodean a compartir una mirada más acorde con nuestra naturaleza. Algunas mujeres se sienten más guapas con una buena ducha; otras, con un simple cambio de peinado; otras, con ropa nueva que favorezca sus nuevas curvas y otras muchas descansando todas las horas que les pide el cuerpo para sentir una piel radiante libre de ojeras.

Desde aquí, te queremos invitar a que busques en ti misma tu belleza particular, a explotar aquello que más te gusta de ti misma, sin acogerte a los cánones de belleza imperantes, simplemente dejándote llevar por tus deseos y tus necesidades.

Tienes que estar registrado para realizar comentariors. Date de alta