Todo maternidad - La red social de la maternidad. Todo sobre la embarazo, posparto y crianza



Está claro que para cualquier madre que acaba de dar a luz lo más importante es su bebé. Sin embargo, su propia recuperación física y emocional también debe estar entre sus prioridades. Sentirse bien con una misma ayuda a que el cuidado de nuestros hijos sea óptimo. En Todomaternidad te enseñamos qué puedes hacer para sentirte con la vitalidad suficiente para afrontar tu nueva vida de mamá.

Posparto¿Te preocupa tu silueta?

Si empezaste el embarazo en buena forma física y durante esos maravillosos nueve meses has engordado entre 10 y 15 kilos, tenemos una buena noticia para ti: te recuperarás en pocos meses. Si has optado por la lactancia materna, mejor aún, pues está comprobado que dar de mamar quema, diariamente, entre 1.800 y 2.500 calorías. La OMS recomienda la lactancia materna, entre otros motivos, por su incidencia positiva sobre la salud de la madre, ya que las ayuda a recuperar el peso más rápidamente y, además, reduce las tasas de obesidad. De manera que, si queremos recuperar nuestra silueta de forma progresiva, no hay nada mejor que la lactancia prolongada.

Si por el contrario, empezaste con algún kilo de más y has engordado más de lo recomendable, también puedes estar impaciente por volver a ser (o parecerte) a la de antes. No te obsesiones, lo más importante es recuperarse física y emocionalmente, y luego tomárselo con calma y hacer una vida muy sana hasta que puedas empezar a hacer dieta y ejercicio.

¿Para cuándo la dieta?

A partir de la séptima semana tras el parto, y siempre que no des el pecho a tu bebé, se puede empezar con una dieta supervisada por un nutricionista. Si das el pecho, estás quemando muchas calorías cuando amamantas a tu bebé y si, además, haces dieta, tu bebé no tendrá ningún problema a nivel nutricional (afortunadamente, la leche materna es el mejor alimento para tu bebé, independientemente de lo que coma la madre) pero tú, empezarás a sentirte cansada y con poca energía.

Ahora sí, dar el pecho no significa que tengas que descuidar tu alimentación. Como cualquier persona que quiera sentirse ágil y con energía suficiente, tienes que hacer cinco ingestas diarias, comer variado, tomar suficiente agua y evitar picotear o tomar dulces procesados.

Pasada la cuarentena, el complemento ideal a la dieta es el ejercicio. La actividad más aconsejable es la aeróbica (ejercicio moderado pero continuado), como, por ejemplo, caminar rápido durante 50 ó 60 minutos sin parar. En solo un mes, te sentirás más ligera y con los músculos bien tonificados.

Sin pasarse

Como hemos dicho, recuperar la silueta no es cuestión de semanas, sino que has de dejar que tu metabolismo se acostumbre a tu nueva vida de mamá y no exigirte más de lo que puedes hacer. Aunque no lo creas, ser mamá no es sólo arrullar a tu bebé, sino que también es portearlo, pasearlo con el cochecito, aprovechar los momentos de su descanso para ponerlo todo en orden... Ser mamá es un no parar. Por eso, las dietas y el ejercicio están muy bien, pero siempre que no suponga un sobreesfuerzo.

Tienes que estar registrado para realizar comentariors. Date de alta