Todo maternidad - La red social de la maternidad. Todo sobre la embarazo, posparto y crianza



Nada más nacer, lo mejor que le podemos ofrecer a nuestro bebé es el contacto piel con piel. El caso de los bebés prematuros no es distinto, pues, junto con las medidas médicas, el Método Madre Canguro es la mejor manera para que tu bebé salga adelante. En TodoMaternidad te mostramos todos los beneficios que reporta el Método Madre Canguro sobre la salud del bebé y el fortalecimiento del apego.

- Adaptación al medio
El bebé que está en contacto con su mamá se adapta mejor al medio. El bebé prematuro es muy sensible a todo lo que llega de fuera, de manera que el contacto permanente con su madre lo favorece. Sentirse acogido por su mamá hace que el bebé regule mejor el estrés que genera el conjunto de estímulos externos, como puede ser la multitud de intervenciones médicas por las que tiene que pasar.

Prematuro 2- Regulación de las constantes vitales
El contacto continuo con el cuerpo de la madre proporciona el calor necesario para que la temperatura corporal del bebé prematuro se regule. Entre la mamá y el bebé se produce una sincronización natural y sabia: si el bebé tiene frío, sube la temperatura corporal de la madre, mientras que, si éste tiene fiebre, la temperatura de la madre baja. Todo ello contribuye a que el bebé obtenga un nivel adecuado de oxígeno para que la frecuencia respiratoria y cardíaca se estabilicen. Cuando un bebé prematuro está con su madre, su respiración se acompasa a la materna, de manera que el número de episodios de apnea (cuando el bebé se olvida de respirar) se ve drásticamente reducido.

- Aumento de peso
La estabilización de las constantes vitales del bebé prematuro permite una coordinación de la succión-deglución más temprana. Esto, a su vez, contribuye a una mejor alimentación y a un consecutivo aumento de peso. Además, al estar más relajado, el bebé podrá prolongar sus períodos de reposo (alerta reposada, sueño profundo, menos actividad muscular, menor frecuencia de llantos), lo que acabará favoreciendo su maduración y ganancia de peso.

- Nula incidencia económica
Al ser un método tan natural, pues lo único necesario es la mamá y el bebé en contacto piel con piel, no implica ningún coste. Se ha de recordar que, precisamente, el Método Madre Canguro se ideó para hacer frente a la escasez de medios médicos y de incubadoras que sufría, desde hacía un tiempo, un hospital de Bogotá a finales de los años 70. Asimismo, se puede afirmar que este método repercute positivamente en la economía sanitaria, pues, además de poder sustituir la incubadora, la recuperación del bebé prematuro es más rápida, lo que supone una reducción de la estancia hospitalaria.

-Estimulación temprana del bebé
El recuerdo de experiencias intrauterinas (la voz de mamá, su latido del corazón y el mismo movimiento del tórax), que le sobreviene al bebé cuando está reposando sobre su madre, lo inunda de tranquilidad. Ello, sumado a las caricias de mamá, su olor y el mismo tacto se convertirán en el principal motor de estimulación del bebé.

-Recuperación más temprana del bebé
La estabilidad de las constantes vitales, el sueño tranquilo y su progresivo aumento de peso fortalecen el sistema inmunitario del bebé. Ello explica que los bebés prematuros que han sido cuidados siguiendo el Método Madre Canguro desarrollen menos infecciones en el medio hospitalario. De todo ello se puede extraer que, en resumidas cuentas, el Método Madre Canguro salva vidas, puesto que, en determinados países en vías de desarrollo, supone la mejor herramienta para combatir el alto índice de mortalidad de los bebés prematuros.

- Beneficios para los padres
Cuando los padres se sienten responsables del progreso de su bebé prematuro, aumenta la confianza a la hora de cuidar al bebé. Ello explica que los mismos padres pidan antes el alta hospitalaria, ya que se sienten más seguros para afrontar el día a día con su bebé sin la supervisión continua en la unidad de neonatología. Si, además, la mamá amamanta a su bebé, se sentirá totalmente estimulada para continuar con la lactancia materna. Todo ello favorece el apego, es decir, los lazos afectivos y la interacción entre los padres y el hijo. El hecho de saber que puedes hacer frente a las necesidades de tu bebé resulta muy gratificante a la vez que estimulante.

Tienes que estar registrado para realizar comentariors. Date de alta