Todo maternidad - La red social de la maternidad. Todo sobre la embarazo, posparto y crianza



Muchos padres, sobre todo los primerizos, suelen preocuparse por la consistencia, el color y la frecuencia de las deposiciones del bebé. No obstante, los cambios en las cacas del bebé pocas veces son un síntoma de enfermedad.

Cambiar al bebeDurante los dos primeros días, el bebé hace una caca pastosa y pegajosa, de color verde muy oscuro o negro, llamada meconio.
Si en las 48 horas después del parto no se ha expulsado el meconio, se deberá avisar al pediatra, porque existiría la posibilidad de que el bebé sufra el síndrome de Hirschsprung, una alteración congénita del intestino que se da en uno de cada diez mil bebés.

En los días posteriores, las cacas del bebé son líquidas y poco abundantes, sin un color determinado, muchas veces entre el verde y el gris, conocidas como las cacas de transición.

Pasados unos cinco días, la consistencia y el color de las cacas del bebé pasarán a depender básicamente de la alimentación que los papás hayan elegido para su bebé.

Si se opta por la lactancia materna, las cacas del bebé serán blandas, muy frecuentes y, normalmente, de color amarillento, aunque también podrán ser marrones o verdosas. Estas cacas no suelen oler mal y se distinguen por tener hebras y grumos de mucosidad, lo que no debe alarmar a ningún padre.
Durante los tres primeros meses, el bebé suele hacer caca cada vez que toma el pecho.
Luego, la frecuencia de las deposiciones disminuye, sin ser raro ni causa de consulta al pediatra que no haga caca en dos o tres días.

Cuando vuelva a hacer caca, veremos que no hay ningún problema de estreñimiento, pues las cacas son, como siempre, blandas. En estos casos, hay que esperar a la siguiente caca, sin preocuparse y sin estimularle el ano con el termómetro, ni administrarle ningún medicamento, supositorio o alguna infusión de hierbas.

Si el bebé toma biberón, las cacas son más marrones y compactas, en ocasiones en forma de bolitas.
A diferencia de las cacas del bebé que toma pecho, estas heces suelen oler peor.
En este caso, lo normal es que manche el pañal cada día. Si las cacas del bebé se retrasan, sí se produce estreñimiento y, en consecuencia, las siguientes cacas serán más duras y secas. Siempre conviene consultar al pediatra, pero los casos leves se suelen solucionar con supositorios de glicerina y leche antiestreñimiento.

Tienes que estar registrado para realizar comentariors. Date de alta