Todo maternidad - La red social de la maternidad. Todo sobre la embarazo, posparto y crianza



Los días que suceden al parto deberían ser tranquilos y sosegados, con la presencia justa de las pocas personas que necesita el bebé, es decir, sus papás. Es normal que toda la familia y los amigos estén deseosos de conocer al pequeño, pero conviene tener claro que lo más importante es que la mamá se recupere bien para que pueda ocuparse al cien por cien de su hijo. Y para ello se requiere calma, silencio e intimidad, por lo que es importante reducir al máximo el número de visitas, tanto en el hospital como en casa.

En TodoMaternidad, te explicamos qué puedes hacer para evitar que familiares y amigos desfilen a tu alrededor mientras lo único que te gustaría es perderte en la mirada de tu bebé.

Parto  ¿Qué podéis hacer los papás?

- Antes de que nazca tu bebé, conviene que vayáis soltando alguna que otra indirecta para que todos, familiares y amigos, estén al tanto de que, tras el parto, necesitaréis y querréis reposo y tranquilidad.

- Si la familia o los amigos se muestran poco receptivos al mensaje, sed tajantes y decid que en el hospital no quieren visitas porque pueden complicar el establecimiento de la lactancia materna o la recuperación de la mamá.

- Si no sirven las indirectas ni las medias verdades, tendréis que ser sinceros: "preferimos que nos visitéis cuando estemos más tranquilos, los primeros días son un caos, y cuando vengáis de visita nos gustaría atenderos como es debido".

- Mostraos agradecidos, respetuosos y comprensivos, diciendo que entendéis que quieran conocer al bebé, pero que necesitaréis tranquilidad durante los primeros días con vuestro bebé recién nacido.

Tienes que estar registrado para realizar comentariors. Date de alta