Todo maternidad - La red social de la maternidad. Todo sobre la embarazo, posparto y crianza



Hoy en día, los padres podemos elegir distintas maneras de llevar a nuestro bebé en nuestros paseos y nuestros quehaceres. Las mochilas, las bandoleras, los fulares normales y los fulares elásticos han vuelto a instaurar la costumbre tan natural de llevar al bebé con nosotros para compatibilizar su uso con el cochecito. En TodoMaternidad te presentamos los principales tipos de portabebés para que conozcas las ventajas de cada uno de ellos.

Fular elástico- Fular Elástico. Se trata de un trozo de tela largo (aprox. 5m), que se ata alrededor del porteador y el bebé. Al ser elástico, podemos usarlo como preanudado, atárnoslo al cuerpo y después meter al bebé, lo que facilita mucho el porteo de los recién nacidos. El fular elástico permite hacer distintos tipos de nudos: frontal, lateral y a la espalda.
Se trata del fular indicado para utilizar desde el primer día y es el aconsejado para portear a prematuros y para llevar a cabo el método canguro con ellos. Se trata del portabebé ideal para porteos largos, ya que la distribución del peso es regular y simétrica.
Su mayor ventaja se centra en ser el único portabebés que sujeta correctamente la cabeza del bebé hasta que éste lo haga por sí mismo. Además, se puede dar de mamar fácilmente con el bebé dentro y se puede cambiar de posición sin tener que soltar el nudo.
La desventaja, dependiendo de la elasticidad del tejido, sobreviene entre el medio año y el año del bebé, porque quizá el fular pierda su capacidad de sujeción.

 

Porteo fular  - Fular de tela "Estático". También se trata de un trozo de tela largo (aprox. 5m), el cual se ata alrededor del porteador y el bebé. Al ser un tejido estático, debemos hacer el nudo con el bebé encima, por lo que es más adecuado usarlo con bebés más grandecitos y no con recién nacidos. El fular estático también permite realizar distintos tipos de nudos: frontal, lateral y a la espalda.
La ventaja del fular estático es que podemos usarlo con niños mayores, aproximadamente hasta los 20kg. De la misma manera que el fular elástico, el fular estático es perfecto para los porteos largos, ya que la distribución del peso se compensa de manera natural.

 

Porteo bandolera - Bandolera. Es un trozo de tela ajustado por dos anillas. Es de posición lateral, derecha o izquierda, ideal para la postura del bebé sentado, sin más opciones de postura. Se puede utilizar desde los 3 ó 4 meses, desde que el bebé sujeta por sí solo la cabeza, hasta que son más mayores.
La principal ventaja se centra en que se trata del portabebés más rápido de poner, por lo que es ideal para la época en que empiezan a andar. Por contra, no es apropiado para porteos largos ya que, al ser lateral, no distribuye el peso por todo el cuerpo y cansa más.

 

Mochila bebe - Mochila Ergonómica. Es una mochila formada que permite dos posiciones, la frontal y a la espalda; algunos modelos también permiten la opción lateral. Se utiliza a partir de los 6 ó 7 meses, una vez el bebé se mantiene sentado por sí solo, ya que, entonces, su zona lumbar está suficientemente formada y la distancia entre las rodillas (el puente) nos permite meter al bebé. La ventaja de este tipo de portabebés radica en ser fácil y rápido de usar, además de perfecto para porteos largos y cortos. Asimismo, el peso se reparte sobre todo en la cintura, provocando que, con niños ya más grandes, sea muy cómodo.

 

- Meitai. Es un tipo de portabebés de origen asiático. Es parecido a una mochila ergonómica pero sin cintas ni cierres, que permite la posición frontal y a la espalda. Se utiliza a partir de los 6 ó 7 meses, una vez el bebé se mantiene sentado por sí solo, ya que, entonces, la zona lumbar está suficientemente formada y la distancia entre rodillas (el puente) nos permite meter al bebé. Cuenta con muchas ventajas: fácil y rápido de usar, ideal para todas las distancias, y muy cómodo, pues el peso recae sobre todo en la cintura.

 

- Pouch. Es similar a la bandolera pero sin regulación con anillas, pues no se ajusta a diferentes tamaños al ser un tubo de tela unido por una costura. Es de posición lateral, derecha o izquierda, y admite la postura del bebé sentado. Se puede utilizar desde los 3 ó 4 meses, a partir del momento en que el bebé sujeta por sí solo la cabeza. La principal ventaja radica en ser un portabebés muy rápido de poner, provocando que se use sobre todo cuando los bebés empiezan a andar. No es apropiado para porteos largos ya que, al ser lateral, no distribuye el peso por todo el cuerpo y acaba cansando más.

Tienes que estar registrado para realizar comentariors. Date de alta