Todo maternidad - La red social de la maternidad. Todo sobre la embarazo, posparto y crianza



El porteo es una manera de llevar a tu bebé contigo a todas partes, con la primera ventaja de dejarte las manos libres para acariciarlo. Veamos algunas más de las ventajas del porteo:

El porteo beneficia la autoestima del bebé.

  • Porteo mochila 2Se incrementa la intimidad entre los padres y el bebé. Tener cerca al bebé facilita que sus necesidades sean atendidas al momento e, incluso, permite que los padres puedan anticiparse a las peticiones del bebé.
  • El bebé porteado suele tener una mayor autoestima, ya que sus necesidades han sido cubiertas al momento.
  • El bebé porteado tiene la posibilidad de aprender de sus padres estando cerca de ellos, de sus miradas, de sus gestos y de sus palabras. Todo ello beneficia la socialización del bebé y su interacción con los padres y los que conversan con ellos. Ello repercute positivamente en sus autoestima: el bebé se siente involucrado en el mundo de sus padres, en constante interacción con ellos y en el entorno más inmediato.

El porteo beneficia el día a día del bebé.

  • La seguridad y el calor que transmite el pecho de los padres proporciona al bebé un entorno parecido al útero materno, lo que, a su vez, reduce el nivel de estrés del bebé y disminuye el llanto.
  • El confort de la cercanía de los papás proporciona un sueño más fácil y duradero.
  • La postura del bebé reduce el número de problemas digestivos del bebé como cólicos y vómitos.

El porteo beneficia a los padres.

  • Frente al cochecito, resulta más cómodo para pasear por según qué lugares con trabas arquitectónicas.
  • El porteo del bebé permite realizar ciertas tareas domésticas sin desatender sus necesidades de contacto físico.
  • El porteo con bandolera e, incluso, con algunas mochilitas frontales favorece la lactancia materna: el bebé puede mamar en cualquier parte de una forma discreta.
  • Las madres que portean a su bebé recién nacido tienen menos posibilidades de sufrir alteraciones emocionales o, incluso, depresión posparto. Llevar tan cerca al bebé provoca una segregación continua de hormonas que reduce la ansiedad y malestar de los primeros días del bebé.
  • Las madres y padres que portean a sus bebés se sienten más seguros con la crianza de sus bebés porque llegan a conocerlos más profundamente. Ello repercute positivamente en la educación posterior de los hijos, puesto que la difícil tarea de tomar decisiones será ejecutada con mayor seguridad y confianza.

El porteo beneficia el desarrollo neuronal del bebé.

  • En el útero materno el bebé estaba acostumbrado al movimiento, por lo que, en la vida exterior, el balanceo que proporciona el porteo le resulta familiar y, por ende, lo relaja. Ello también repercute en el sentido del equilibrio, muy sensible en el bebé recién nacido, para optimizar el desarrollo neuronal.
  • Las conexiones neuronales del bebé se desarrollan mejor, puesto que las situaciones que ve las comparte siempre con sus padres y el bebé aprende a dar una respuesta adecuada. Por ejemplo, si el bebé va en cochecito dando la espalda a los papás y es testigo de una situación determinada que le provoca miedo, llorará. En cambio, si tiene cerca la mirada tranquilizadora de mamá o papá aprenderá que, a pesar del peligro, puede sentirse seguro porque sus papás están muy cerca.

Tienes que estar registrado para realizar comentariors. Date de alta