Todo maternidad - La red social de la maternidad. Todo sobre la embarazo, posparto y crianza



El porteo como manera de llevar al bebé gana adeptos entre los padres sensibilizados por una crianza más natural. Son muchas las ventajas de su uso cotidiano, ya que favorece el clímax tranquilo que debe reinar en la vida del bebé, la comunicación con sus padres...

No es extraño que, en el mercado actual, se encuentren modelos y diseños de portabebés para todos los gustos.
Sin embargo, el tipo más sencillo de portabebé, el fular, se presenta como el sistema de porteo con mayores beneficios para el correcto desarrollo físico y emocional del bebé.

Porteo fularVeamos por qué:

- Refuerza en grado sumo el vínculo materno-filial gracias a la proximidad física que ofrece esta variedad del porteo.
- El contacto entre el vientre del bebé y el de sus padres proporciona un constante masaje que favorece la expulsión de los gases y mejora las molestias digestivas del bebé.
- Frente a otras formas de porteo, como las mochilitas portabebés rígidas, el fular permite que el bebé se adapte perfectamente a él a medida que va creciendo. No hay necesidad de cambiar de fular, simplemente hay que modificar la postura para portear al bebé.
- El fular es una pieza muy ligera, lo cual beneficia la espalda del adulto liberándolo de un peso extra.
- Al ser de tela, el fular ocupa muy poco espacio y siempre se puede llevar con nosotros.
- Si colocamos al bebé en el fular hacia nosotros, favorecemos el desarrollo de la cadera del bebé, ya que le permite mantener la postura natural de la espalda, de las piernas y del torso.

Tienes que estar registrado para realizar comentariors. Date de alta