Todo maternidad - La red social de la maternidad. Todo sobre la embarazo, posparto y crianza



Nuestro sueño es que el bebé que nace sea el principal protagonista del acto junto con su madre y que el resto del personal que atiende en el parto estén al servicio de ellos dos. Que se tenga en cuenta que el bebé está viviendo la experiencia más impactante de su vida y que lo que pase en esos momentos repercutirá para siempre en la misma. Que se tenga en cuenta que la mujer que está pariéndolo necesita vitalmente mantener el vínculo consciente y el contacto con su bebé, durante todo el proceso, para que su relación con su hijo tenga un buen inicio.

PlataformaCuando hace ahora catorce años decidimos promover la creación de la Plataforma pro Derechos del Nacimiento, lo hicimos con la intención de vincular a través de ella a todos los profesionales que en España ya estaban trabajando por el bienestar de los bebés, los niños y las mujeres, a la hora de realizar uno de los trabajos más importantes de su vida, nacer y parir.

Ya habíamos ido descubriendo que existían muchas personas con ese interés y pensamos que sería bueno hacer un frente común para retroalimentarnos y apoyar a todos los profesionales que, tanto dentro como fuera de los hospitales, ya estaban sintiendo la necesidad de plantear cambios en el tema.

La Plataforma siempre ha tenido un espíritu dialogante y conciliador, pero no por ello menos firme. Sus objetivos estaban y continúan estando claros: conseguir que en los hospitales se respeten las recomendaciones de la OMS (en aquel momento), del Ministerio de Sanidad, de la propia SEGO y de muchas comunidades que ya han elaborado protocolos en relación al parto/nacimiento fisiológico y consciente, respetando los derechos del bebé y de la madre.

Los derechos del nacimiento tienen que ver con los que consideramos que un ser humano adquiere al nacer. Por ello, para nosotros se convierte en una obligación hacerlos respetar y hacer entender que, a partir del momento en que decidimos traer a un hijo o hija al mundo, tenemos la obligación de hacérsela lo más digna posible, aportándole todos los elementos que necesita para desarrollarse física, psíquica y emocionalmente. Con esta intención fue creado el decálogo de los Derechos del Nacimiento.

Parto en el aguaIniciamos el camino catorce asociaciones y una decena de particulares. Hoy somos una treintena de asociaciones y centros dedicados al tema y casi cuatrocientos profesionales de todo el estado. Todos perseguimos el mismo sueño: facilitar la entrada y la estancia en el mundo y hacer la vida más agradable de los seres humanos que se van incorporando a ella.

Para ello, los diferentes profesionales que forman parte de la Plataforma y cada uno desde su centro de trabajo o asociación, queremos compartir con el resto de las personas que dedican su vida a la salud materno-infantil, todos los descubrimientos que vamos llevando a cabo día a día con nuestro trabajo. Asimismo, también queremos escuchar cuáles son los problemas con los que nos encontramos en el quehacer diario, para que entre todos, podamos consensuar acciones que faciliten nuestra labor y hagan de la gestación, nacimiento/parto, lactancia y crianza experiencias enriquecedoras para nuestros niños y para nosotros mismos.

La Plataforma, al igual que todas las asociaciones que la forman, recibimos cientos de llamadas todos los años de mujeres que quieren parir implicándose en su parto. Por eso, sabemos lo que piensan las mujeres, porque estamos a su lado escuchándolas durante todos estos procesos. Quieren tener un embarazo, un parto y un nacimiento conscientes. Quieren ser las protagonistas de sus procesos. Quieren ser informadas de todo lo que va aconteciendo y decidir sobre ello. Quieren ser conscientes de lo que supone dar a luz una nueva vida y colaborar con su bebé, formando un equipo en el momento del nacimiento. Para ello, muchas mujeres tienen que optar por los partos en sus propias casas y correr con los gastos que ello comporta, ya que la sanidad pública no les da la opción de vivir sus partos como ellas desean.

También sabemos lo que sienten los bebés porque, desde diferentes terapias de regresión al nacimiento, vamos descubriendo cada día los registros que deja dicha experiencia en la vida adulta. Por eso, defendemos, cuidamos y protegemos al bebé en su nacimiento, en particular, y en su experiencia primal, en general.

Por todo ello, nuestra labor es informar y formar, tanto a padres como a profesionales que estén dispuestos a escuchar. Nuestro deseo es que asuman la responsabilidad de sus respectivos cometidos y que cambien sus hábitos de trabajo por nuevas actuaciones, basadas en la evidencia y en el sentido común.

Hoy, después de catorce años, muchas cosas han dado un cambio importante, pero aún así, lo conseguido está lejos de cubrir las necesidades de los bebés y las mamás. Nos queda todavía camino por recorrer y para eso te necesitamos a ti. Gracias por ayudarnos a conseguirlo.

Ángeles Hinojosa (Presidenta)
Web: www.pangea.org/pdn
Web: www.pangea.org/elimpactodenacer

Tienes que estar registrado para realizar comentariors. Date de alta