Todo maternidad - La red social de la maternidad. Todo sobre la embarazo, posparto y crianza



El segundo trimestre es la etapa del embarazo que se suele llevar con mayor serenidad, pues nos hemos acostumbrado a nuestro nuevo estado y las molestias de los tres primeros meses van remitiendo. En TodoMaternidad te ofrecemos algunos consejos prácticos para que vivas con plenitud este trimestre, el más gratificante de todos, porque, entre otros cambios, empezarás a sentir las primeras pataditas de tu bebé.

trimestre 2- Ropa y calzado
El vientre ha aumentado de volumen, en unos casos más que en otros. De cualquier manera, conviene elegir muy bien la ropa y el calzado que llevarás en lo venidero, ya que deberán permitirte moverte con comodidad, sin emplear ninguna prenda que pueda dificultar la circulación de la sangre. Ten en cuenta, además, que es este periodo se suele dar una mayor retención de líquidos y, en estos casos, nunca conviene vestir con ropa ajustada. Es el momento, pues, de empezar a vestir ropa premamá, ya que son prendas especialmente pensadas para tu estado y, sobre todo, para no apretar en exceso el abdomen.

Seguramente te sentirás más cómoda con una talla más de sujetador. Si tienes claro que amamantarás a tu bebé, puedes adquirir sujetadores de lactancia previniendo que quizá pueda crecer algo más (pero no mucho) tu pecho.


- Cuidado con los baños de sol
En este período la pigmentación de nuestra piel sufre ciertas alteraciones. Aparecerá en tu abdomen la línea alba y los pezones, que han aumentado de tamaño, se oscurecen. Si tenemos lunares o pecas, éstos también se oscurecerán, por lo que conviene limitar las exposiciones al sol, empleando siempre una crema protectora adecuada a nuestro tipo de piel.


- Atenta a la dieta
Si bien las náuseas y los vómitos empiezan a remitir, aparecen otras molestias, ya que el útero empieza a ejercer un gran presión en el estómago, lo que puede desencadenar en malas digestiones o estreñimiento. Por ello deberás evitar ciertos alimentos que producen gases y aumentar la ingesta de fibra, teniendo en cuenta las recomendaciones de tu ginecólogo o comadrona, ya que ellos saben cuáles son tus necesidades personales.


-Duchas rápidas.
En este trimestre es normal que se produzca un exceso de sudoración ante cualquier gesto de la vida cotidiana. Puedes combatirlos tomando duchas frecuentes y vistiendo prendas de algodón, ya que ayudan a que la transpiración se produzca correctamente.


- Aliviar los picores de la barriga
La piel del abdomen sigue estirándose y pueden aparecer molestos picores. Es difícil encontrar un alivio, pero algunas embarazadas se aplican aceites naturales que rebajan la molestia y que, además, previenen las estrías.


- Encías sangrantes o inflamadas
Si tus encías tienden a sangrar o inflamarse con facilidad, debes extremar la higiene bucodental y acudir al dentista con regularidad, puesto que él sabrá a qué tratamiento puedes someterte. Es normal que, al cepillarte los dientes, sangren un poco las encías, pero si crees que sangran demasiado y, además, observas que están abultadas, podría ser que tuvieras una gingivitis, por lo que el dentista sabrá qué hacer para evitar que desemboque en una periodontitis.

Tienes que estar registrado para realizar comentariors. Date de alta