Todo maternidad - La red social de la maternidad. Todo sobre la embarazo, posparto y crianza



En Todomaternidad te explicamos en qué consiste el urocultivo, la prueba que sirve para detectar las infecciones del tracto urinario, una de las complicaciones más frecuentes en el embarazo, llegando a afectar a entre un 5 y un 10% de las mujeres embarazadas.

Embarazo El urinocultivo, más conocido por urocultivo, es un análisis microbiológico de la orina que sirve para detectar si, en la orina de la futura mamá, hay bacterias. A lo largo del embarazo, a causa de los grandes cambios físicos que se producen en el organismo de la gestante, aparece una mayor predisposición a padecer infecciones de orina. A menudo, estas infecciones cursan sin síntomas, por lo que la embarazada no sentirá ninguna molestia. No obstante, si en la orina se encuentra alguna bacteria mediante los controles trimestrales de la orina que se realizan a todas las gestantes, la futura mamá deberá someterse a un tratamiento de antibióticos.


¿Por qué las embarazadas son más vulnerables a las infecciones de orina?

Existe un gran conjunto de cambios en el cuerpo de la embarazada que la hace un objetivo fácil ante cualquier infección, causada en el 85% de los casos por la bacteria llamada Escherichia coli. En el caso de las infecciones del tracto urinario, son varios los cambios experimentados que pueden estar en el origen de la infección:
- aumento de la compresión sobre las vías urinarias a causa del aumento de peso del bebé partir del cuarto mes del embarazo
- aumento del volumen de la vejiga, del reflujo vésico-uretral y el pH de la orina
- ralentizamiento de la evacuación de la orina
- disminución del tono vesical
- aumento de la secreción urinaria de glucosa y estrógenos
- a nivel general, la mujer embarazada ve disminuidas sus defensas
- por la predisposición de las mujeres (estén o no embarazadas) a sufrir infecciones de orina frente a los hombres, ya que la longitud de la uretra de las mujeres (conducto por donde viaja la orina hasta que sale al exterior) es más corta (alrededor de 4 cm) que la de los hombres (unos 15 cm).

¿Qué mujeres están más predispuestas a una infección urinaria?

En un principio, cualquier mujer embarazada puede sufrir una infección de este tipo. Sin embargo, las mujeres más vulnerables son las que, con anterioridad al embarazo, ya mostraban una predisposición a las infecciones del tracto urinario, como la cistitis. Si éste es tu caso, es decir, si te hallas en un continuo riesgo de desarrollar una cistitis o una pielonefritis, tu ginecólogo tomará las medidas necesarias para evitarlas.


¿Qué hacer cuando el resultado del urocultivo es positivo?

Una infección del tracto urinario puede originar ciertas complicaciones que podrían acabar afectando al bebé y provocando un parto prematuro. Por este motivo, es básico que, justo al principio del embarazo y después en cada trimestre, se realice un urocultivo para detectar la presencia de posibles bacterias en la orina.
Para tratar un cuadro infeccioso a través de antibióticos y con el fin de que ni la futura mamá ni el bebé corran ningún riesgo, el ginecólogo tendrá en cuenta una serie de factores:
- el tipo de bacteria que causa la infección
- el periodo gestacional
- la condición física de la embarazada

¿Hace falta alguna preparación?

Se trata de una prueba muy sencilla y sólo es necesario que, cuando tomes tu muestra de orina para llevarla al laboratorio, hayas realizado una correcta higiene de tus genitales (de adelante hacia atrás). Es importante que tanto la primera parte como la última parte de la micción sea desechada, ya que la orina del medio es la que mejor servirá para el urocultivo.

Tienes que estar registrado para realizar comentariors. Date de alta