Todo maternidad - La red social de la maternidad. Todo sobre la embarazo, posparto y crianza



Hacia el final del embarazo, todas las mujeres son sometidas a un nuevo análisis para comprobar si están infectadas por el estreptococo agalactiae, también conocido como estreptococo del grupo B.
Se trata de una bacteria que forma parte de la flora rectal orofaríngea y vaginal de muchas personas y que es inofensiva excepto en los bebés recién nacidos, las embarazadas y las personas con patologías crónicas.

Embarazo  ¿Cuándo se realiza la prueba?

En el momento del parto, el bebé puede resultar contaminado al pasar por el canal del parto, de manera que se ha establecido como protocolo en los hospitales tomar las medidas convenientes para evitar que el bebé sea infectado por este germen. Hacia la semana 35-37 del embarazo, el ginecólogo realiza una prueba similar a una citología, tomando muestras vaginales y rectales. Las mujeres que den positivo, porque son portadoras del estreptococo del grupo B, recibirán antibióticos por vía intravenosa cuando se ponga de parto, justo en el momento de la dilatación.

 

¿Qué podría ocurrir si no se toman medidas preventivas?

Las portadoras del estreptococo agalactiae (entre un 10 y un 35% de las embarazadas sanas) no suelen sufrir ningún problema, mientras que los bebés que nacen sin que se haya administrado el antibiótico preciso pueden contraer graves enfermedades si el germen ha pasado a los pulmones. En estos casos, hay riesgo de que el bebé contraiga una sepsis neonatal en forma de neumonía (en la primera semana de vida en forma de neumonía con síntomas respiratorios o alrededor de los tres meses en forma de meningitis con síntomas neurológicos). Por este motivo, se toman tantas medidas contra esta bacteria, por la gravedad de las consecuencias.

Según cómo avance el parto (si va rápido o no), el antibiótico hará más o menos efecto. Lo ideal es que el antibiótico esté en tu organismo cuatro horas antes de que nazca el bebé, aunque con sólo dos horas se ha observado que la medicación es normalmente eficaz contra el estreptococo del grupo B. En ocasiones, el parto va tan rápido que no da tiempo a administrar el antibiótico y, aun así, las posibilidades de que tu bebé enferme son pocas, sobre todo si ha nacido a término, si no has tenido fiebre y si la bolsa de líquido amniótico no ha estado rota durante mucho tiempo.

Si en el momento del parto, antes de llegar a la dilatación el equipo médico considera que hay que practicar una cesárea, el antibiótico no será administrado, puesto que el bebé ya no tendrá que nacer por vía vaginal y no será infectado por el estreptococo del grupo B.

Tienes que estar registrado para realizar comentariors. Date de alta