Todo maternidad - La red social de la maternidad. Todo sobre la embarazo, posparto y crianza



Desde el primer momento de la concepción, el organismo de la mujer empieza a someterse a una serie de alteraciones que no siempre quedan a la vista. Sin embargo, a partir de la segunda semana, muchas embarazadas sienten cómo su cuerpo comienza a transformarse, sobre todo a partir de la primera falta de la regla y de las seis semanas del inicio del embarazo.

La fatiga, la falta de energía y la somnolencia son los síntomas más frecuentes y más rápidos en aparecer entre las embarazadas, incluso antes de determinar exactamente el primer retraso de la regla.

A continuación, te ofrecemos una lista con los síntomas más habituales en las primeras semanas del embarazo, aunque hay que tener claro que cada mujer y cada embarazo es distinto.

embarazo acidez

  • La amenorrea o falta de la menstruación es el indicio más evidente del embarazo, sobre todo si ya se ha experimentado cansancio, sueño y náuseas. Si tus reglas no son regulares, probablemente empieces a sospechar que estás embarazada a partir de los síntomas indicados. En este caso, un test de embarazo te sacará de dudas, aunque si bien es cierto, siempre tendrás que acabar por determinar tu estado acudiendo a tu centro de salud para que te realicen una prueba definitiva de embarazo.
  • Durante el primer trimestre del embarazo, la hormona gonadotropinacoriónica (HGC), más conocida como la hormona del embarazo, alcanza sus niveles más altos en el organismo, y las frecuentes náuseas son el resultado de este cambio.

  • Algunos especialistas consideran que las náuseas pueden ser el resultado de ciertos factores emocionales que sufre la mujer en el primer trimestre del embarazo, lo que, según ellos, explicaría que hubiese algunas embarazadas que no las sufren, e, incluso, algunas mujeres que las padecen en un embarazo y en otro, no. Lo cierto es que se trata de unos de los síntomas, junto a los vómitos, más comunes en la primera etapa del embarazo y empiezan a ser frecuentes a partir de la sexta semana. Con todo, algunas embarazadas nunca pasan por ello, y otras las sufren hasta bien entrado el segundo trimestre. En relación a este síntoma del embarazo, suele aparecer un aumento de la salivación (sialorrea).
  • Es posible que la embarazada sufra ligeras pérdidas cuando el óvulo fecundado se implante en el útero, entre 5 y 10 días después de la concepción. Este síntoma, llamado sangrado de implantación, se produce en alrededor de un 30% de los embarazos.
  • En las embarazadas primerizas los pechos empiezan a cambiar: se notan más llenos y, a la vez, se sienten más pesados, sensibles y tirantes. Además, se da un oscurecimiento de la areola del pezón.
  • El vientre se empieza a notar más redondo, no a causa del bebé, sino a causa de la flatulencia que ocasiona la revolución hormonal que se vive con el embarazo.
  • Muchas embarazadas notan una mayor sensibilidad para los olores.
  • La necesidad de orinar es otro de los síntomas más típicos del embarazo.
  • Cambios de humor e inestabilidad emocional suele ser otro de los síntomas del embarazo, que muchas veces se confunde con la irritabilidad y sensibilidad del periodo premenstrual.

Tienes que estar registrado para realizar comentariors. Date de alta