Todo maternidad - La red social de la maternidad. Todo sobre la embarazo, posparto y crianza



Desde que estás embarazada, tu cuerpo te pide descansar a todas horas. No es que te hayas vuelto más perezosa, sencillamente se trata de una necesidad nueva de tu organismo para hacer frente al gran gasto energético que tu bebé requiere. Escuchar a tu cuerpo y descansar siempre que puedas, sin sentir ningún tipo de remordimiento, será la clave para sobrellevar estos primeros meses con tranquilidad. A continuación, te explicamos cómo afrontar el sueño y el cansancio a lo largo del primer trimestre de tu embarazo.

Embarazo  ¿Por qué es una molestia típica del primer trimestre?

Uno de los primeros signos del embarazo es la fatiga y las ganas de dormir a todas horas. De hecho, hay mujeres que, a partir de estos síntomas, sospechan que están embarazadas antes de confirmarlo con un test de embarazo o de tener las primeras náuseas.
Este cansancio y sueño excesivo se dan, sobre todo, en el primer trimestre porque es el momento en que el organismo de la futura mamá empieza a trabajar a todos los niveles para poder sacar adelante una nueva vida.

 

¿Cuáles son estos cambios que requieren un mayor descanso?

Varios son los aspectos del cuerpo de la mujer que contribuyen a que la embarazada de pocos días o semanas sienta este cansancio y somnolencia excesivos. Veamos cuáles son:
- Se produce un aumento de la cantidad de sangre para poder enviarle nutrientes al bebé, haciendo que el corazón y los órganos involucrados trabajen más de lo habitual.
- La formación de la placenta y de los principales órganos del bebé requiere un incremento de energía.
- La revolución de las hormonas también es un factor determinante. Se cree que el sueño se debe al aumento en el nivel de progesterona, que trabaja a pleno rendimiento durante las primeras semanas para que el útero esté preparado para la implantación del óvulo que ha sido fecundado.
- Las náuseas, los vómitos y el posible estrés emocional también hacen que la mujer se sienta agotada.

¿Cuándo debes consultar al médico?

Si notas un cansancio extremo, sufres desmayos, demasiados vómitos, mareos frecuentes y palidez, debes acudir a tu comadrona o tu ginecólogo. Si sufres todos estos síntomas, es posible que requieras la valoración de un especialista, pues podría tratarse de una anemia o algún trastorno que necesitase tratamiento y mayor seguimiento médico.

Tienes que estar registrado para realizar comentariors. Date de alta