Todo maternidad - La red social de la maternidad. Todo sobre la embarazo, posparto y crianza



A lo largo del embarazo, tendrás que escuchar lo que te pide el cuerpo, siempre y cuando sea evidente que es un bien tanto para ti como para tu bebé. Cuando te sientas cansada, el mejor remedio es reposar inmediatamente y seguir unas pautas sencillas para que el día a día sea más sencillo.

Plan de parto- Descansa siempre que sea posible. Aunque trabajes o tengas otros hijos, debes encontrar momentos para reposar. Piensa que el primer trimestre es el más complicado, pues el riesgo de sufrir un aborto es más alto que en el resto del embarazo. Pide ayuda a tu pareja, a tus hijos y al resto de la familia o amigos. Tu bebé y tú lo necesitáis.

- La siesta. Debería convertirse en un hábito. Veinte minutos de sueño reparador pueden ser la clave para afrontar el resto del día con energía suficiente.

- Duerme más que antes. Lo ideal son nueve horas, sobre todo si no puedes echar una siesta en ningún momento del día. Intenta acostarte más temprano y levántate un poquito más tarde. Si a lo largo de la semana no es posible, aprovecha el fin de semana para recargar pilas.

- Dieta sana. Para poder recuperar toda la energía que tu pequeño bebé te reclama, es necesario un aporte de nutrientes extra, es decir, un incremento de unas 300 calorías diarias. En esta etapa del embarazo, los alimentos más favorables para el desarrollo del bebé son aquéllos más ricos en ácido fólico, hierro, calcio o yodo. En cuanto a las grasas, has de tomar las justas. La vitalidad que necesitas te la proporcionarán los cereales, las legumbres, las verduras y las frutas. La ingesta de líquidos durante todo el día será fundamental para mantenerte constantemente hidratada, sobre todo si, además, tienes náuseas y vómitos.

- Ejercicio. La actividad física moderada, por paradójico que pueda parecer, contribuye a elevar el nivel de energía. Un paseo diario de media hora o cualquier otra actividad que no suponga un sobreesfuerzo, es recomendable tanto para el beneficio físico como mental.

- Rutinas tranquilas y nada de sobreesfuerzos. Si tu estilo de vida es demasiado estresante es el momento de cambiar de hábitos. Como hemos dicho, el primer trimestre es el más importante, por lo que deberás empezar a conectar con tu cuerpo y a escuchar sus necesidades. Ahora no sólo está en juego tu salud, sino también la de tu pequeño bebé.

Tienes que estar registrado para realizar comentariors. Date de alta