Todo maternidad - La red social de la maternidad. Todo sobre la embarazo, posparto y crianza



Parto - la culminación del embarazo

Llega el esperado día en que conocerás a tu bebé. ¿Quién estará a tu alrededor en el parto? Ello dependerá de varios factores, pero, sobre todo, de las preferencias de la embarazada por un parto en el hospital o bien un parto en casa. Veamos qué diferencias existen al respecto dependiendo del tipo de parto elegido.

Equipo médicoEn un hospital

Si la apuesta es por un hospital de la seguridad social o por una clínica privada, en el momento del parto la embarazada podrá ser acompañada por su pareja (u otra persona que la embarazada elija) y varios profesionales de la salud. Si es un parto normal y se produce en un hospital público, una comadrona atenderá en todo momento a la parturienta. En el momento que sea necesario y puntualmente, una enfermera puede ayudar a la comadrona. En caso de que la embarazada haya preferido que su parto tenga lugar en una clínica privada, un ginecólogo la atenderá y una comadrona le hará de ayudante. En un hospital de la sanidad pública, cuando en el parto surge un imprevisto, el ginecólogo toma el papel protagonista con la colaboración de la comadrona.
Si la embarazada opta por la epidural o surge la necesidad de anestesiarla, el anestesista también entra en juego. Algunos hospitales permiten que un acompañante entre en el quirófano en el momento de practicar una cesárea, pero otros no. En este caso, vale la pena informarse previamente y, en caso negativo, intentar llegar a un acuerdo.
Una vez el bebé ha nacido, un neonatólogo será el encargado de realizarle una serie de pruebas para valorar el estado del bebé. En caso de parto con complicaciones, el pediatra neonatólogo estará previamente en el quirófano para poder atender enseguida al bebé.
Algunas embarazadas que han optado por un parto en el hospital, también han contratado los servicios de una doula. En muchos hospitales de la seguridad social sólo se permite la entrada de un acompañante. Ante esta posibilidad, lo mejor sería saber previamente si en el hospital donde transcurrirá el parto permiten que la embarazada tenga dos acompañantes, la pareja y la doula. 

 

En casa

En un parto en casa, el número de personas alrededor de la embarazada es menor y dependerá no de los protocolos hospitalarios, sino de los deseos de los futuros padres. En estos casos, la embarazada ha contratado los servicios de una comadrona, que es la profesional sanitaria especializada en atender partos y puede también, contratar a una doula con las que ya habrá entablado una estrecha relación; a veces comadrona y doula se ofrecen juntas.
En el momento del parto en casa la doula estará al lado de la embarazada constantemente, proporcionándole apoyo emocional e, incluso, físico, aunque no puede llevar a cabo ninguna práctica médica, ya que no está cualificada para ello. Sin embargo, podrá ofrecerle masajes u otras técnicas de relajación para aliviar el dolor del parto.

Tienes que estar registrado para realizar comentariors. Date de alta