Todo maternidad - La red social de la maternidad. Todo sobre la embarazo, posparto y crianza



Parto - la culminación del embarazo

Algunas embarazadas consideran que el mejor lugar para que su bebé nazca en su propia casa.
Las ventajas no son pocas, ya que el bebé llega al mundo rodeado de sus seres queridos, en un ambiente cálido y afectuoso. Además, la embarazada tiene la posibilidad de dilatar mejor y parir en la comodidad y, sobre todo, en la intimidad de su casa, lo cual favorece la segregación de las hormonas necesarias para poner en marcha todos los mecanismos de un parto vaginal.

Parto en casaDe esta manera, también queda libre del protocolo hospitalario, sin estar demasiado condicionada por el personal médico que interfiere en el proceso del parto.
No obstante, también pueden aparecer una serie de inconvenientes ya que, en caso de surgir algún imprevisto durante el parto, no se tendrán al alcance los equipamientos médicos necesarios si, por ejemplo, es preciso practicar una cesárea de urgencia o se ha de reanimar al bebé.

Por ello, en el supuesto de que una embarazada tome la decisión de parir a su bebé en casa, se recomienda seguir estos dos consejos:
- La embarazada, durante el parto en su casa, debe ser atendida por un médico o una comadrona. En el caso de que sea una comadrona la encargada de velar por la salud de la embarazada y de su bebé, ésta ha de tener a su disposición un médico de referencia, preferiblemente aquel que atendió durante el embarazo a la futura madre y con el que, además, haya trabajado previamente la comadrona.
- A lo largo del parto se ha de tener siempre un vehículo disponible y la vivienda debe estar ubicada, como máximo, a 40 kilómetros de un hospital, en caso de que las carreteras sean buenas y no padezcan demasiados problemas de tráfico, y a 15 kilómetros en el caso contrario.

Con todo, existen una serie de condicionantes, relacionados directamente con el historial médico de la embarazada, que hacen desaconsejable el parto en casa:
- El embarazo de la futura madre no debe haber sido catalogado de alto riesgo a causa, por ejemplo, de que la embarazada padezca hipertensión, diabetes o cualquier otro tipo de patologías crónicas.
- Tampoco se recomienda el parto en casa a las embarazadas que, en un parto anterior, hayan sufrido problemas de dilatación o cualquier otro tipo de complicación para dar a luz a su bebé.

Tienes que estar registrado para realizar comentariors. Date de alta