Todo maternidad - La red social de la maternidad. Todo sobre la embarazo, posparto y crianza



Parto - la culminación del embarazo

En tan sólo unas décadas, la cesárea se ha convertido en una intervención tan generalizada, que de cada cuatro bebés que nacen, uno lo hace por cesárea.
Al margen de la polémica que genera esta cifra, la verdad es que cualquier embarazo puede acabar en cesárea, por lo que es importante que las embarazadas estén informadas para saber qué pueden pedir a los profesionales.

Parto cesarea 2Tanto si la cesárea es programada como si es urgente, los pasos que seguirá el equipo médico que atenderá a la embarazada serán similares.

Preparativos de la cesárea:

Para empezar, se realizan pruebas de coagulación y un electrocardiograma. A continuación, se coloca una vía para administrar los medicamentos necesarios y se rasura la zona alta del vello púbico. Luego, se procede a limpiar el abdomen y se administra la anestesia adecuada si aún no se ha inyectado antes. Cuando surja efecto, se colocará una sonda en la vejiga.

Corte
Una vez efectiva la anestesia, el ginecológo inicia propiamente la cesárea, practicando una incisión en los tejidos que cubren el útero. A continuación, abre el útero con otro corte, dejando al descubierto la bolsa amniótica que, si no ha roto, se romperá para extraer al bebé.

Sutura
Cuando el bebé está fuera, se corta el cordón umbilical y se extrae la placenta. Lo ideal es que el ginecólogo muestre el bebé inmediatamente a la madre, incluso antes de haberle cortado el cordón. Posteriormente, al bebé se le practican los primeros exámenes médicos y, a continuación, pasa al cuidado del padre mientras se realiza la sutura. El hilo que se emplea para coser el útero se reabsorbe en 40 días, mientras que la herida de la piel se puede cerrar con grapas o con hilo de nylon (lo que deja una cicatriz menos visible). En ambos casos se retiran en unos diez días.

Post operatorio
Lo más habitual en nuestros hospitales es que la madre pase una hora en la sala de reanimación, aunque el procedimiento puede variar en función del centro hospitalario.
Mientras se está en reposo absoluto, el efecto de la anestesia se irá pasando y se administrarán ciertos calmantes en el suero para evitar mayores molestias a la madre.
A partir de las cuatro horas de haberse practicado la cesárea, la madre puede ingerir líquidos y a las ocho horas se retira el gotero de suero y la sonda de la vejiga, que habrá evitado contraer cualquier infección urinaria.
Las madres que opten por dar el pecho a sus bebés no deben preocuparse por todos estos fármacos, pues son totalmente compatibles con la lactancia materna.

Con todo, a pesar de los protocolos de cada hospital, si se desea que el bebé esté lo más cerca posible de la madre, hay que expresarlo al equipo médico, ya que, en la medida de lo posible, se dan facilidades para respetar la opinión de los padres.

Tienes que estar registrado para realizar comentariors. Date de alta