Todo maternidad - La red social de la maternidad. Todo sobre la embarazo, posparto y crianza



Parto - la culminación del embarazo

Entre las cuestiones que más entusiasman a las futuras madres está la canastilla del recién nacido, es decir, el ajuar básico para los primeros días del bebé.
Aunque hoy en día los hospitales públicos y algunas clínicas privadas ya proporcionan lo estrictamente necesario, normalmente siempre ilusiona preparar la maleta de maternidad con antelación -sobre todo si se tiene tiempo y se es primeriza- por si el bebé se presenta antes de tiempo.
Con todo, no sólo se deberá prever qué necesitará el bebé para su llegada al mundo, sino también qué necesitarán los padres para el parto y los posteriores días de recuperación.

Para el parto:
Canastilla
-Tu plan de parto, si es que lo has preparado.
-Tarjeta del seguro y otros papeles que necesites.
-Gafas y lentillas, si las usas.
-Bata, zapatillas y dos pares de calcetines.
-Camisón con abertura delantera y de manga corta, para facilitar la lactancia materna.
-Horquillas o cintas para el pelo, si las necesitas.
-Libros o revistas.
-Aceites o lociones para masajes.
-Fotos emotivas, imágenes espirituales o religiosas o cualquier otra cosa que te pueda relajar.
-Música (con un Ipod o algo similar).
-Artículos de aseo personal.

 

Para tu pareja o la persona que te acompañe en el parto:

-Dinero para el párking.
-Cambio para las máquinas expendedoras.
-Artículos de aseo personal.
-Una muda de ropa.
-Algo para comer y beber durante el parto.
-Cámara de fotos y videocámara con pilas, carretes o tarjetas de memoria suficientes.
-Lista de teléfonos para avisar de la llegada del bebé; se recomienda dejar a los futuros padres unas horas junto a su bebé antes de avisar a los familiares y amigos.

Tras el parto:

-Un par de camisones amplios y de tejidos naturales que faciliten la lactancia materna.
-Sujetadores de lactancia.
-Discos protectores de lactancia.
-Compresas y muchas braguitas altas y elásticas, ya que durante un tiempo tendrás pérdidas de sangre.
-Bolsa para la ropa sucia.
-Teléfono móvil o tarjeta de teléfono de prepago, ya que algunos hospitales no permiten usar el móvil.
-Muda de ropa para volver a casa (seguramente, la ropa de premamá te seguirá sentando bien; no intentes vestirte con ropa demasiado estrecha durante los primeros días, pues, aparte de no ser bueno para la recolocación del útero, te sentirías incómoda).
-Zapatos bajos y, sobre todo, cómodos para poder llevar en brazos al bebé sin peligro.

Para tu bebé:

La ropa del recién nacido siempre variará según la estación del año en que nazca; sin embargo, debemos tener muy presente que los bebés aún no han tenido tiempo de adaptarse a nuestro medio y que necesitan sentirse arropados y a una temperatura que les recuerde la del vientre materno.
Hay que tener presente que su organismo apenas consigue mantener una temperatura constante; de esta manera, tiende a enfriarse si está poco abrigado o a pasar calor si está muy vestido.
Por ello, conviene que su primera ropa no sea ni demasiado ligera ni demasiado pesada.
Para evitar que su temperatura fluctúe lo ideal es tener al bebé piel con piel con la mamá.

Por otra parte, conviene saber que los tejidos naturales (algodón, hilo, lino o lana) son la mejor opción para nuestro bebé, ya que son ropas transpirables y que no causan alergias ni irritaciones.
También es importante que toda su ropita sea lavada y aclarada cuidadosamente con un jabón no agresivo y sin suavizante.

-Gorro: los bebés pierden mucha calor por la cabeza, por ello es recomendable el uso de gorrito durante los primeros días.
-Tres o cuatro bodies, peleles o pijamas cómodos para el bebé y prácticos para ti, con velcros o broches automáticos, que se abran totalmente por delante pues normalmente los recién nacidos no soportan que les pasen nada por la cabeza.
-Una muda de ropa para ir a casa.
-Una mantita o un arrullo para mecerlo en brazos y para cuando salgamos por primera vez a la calle al volver a casa.
-Pañales para recién nacidos.
-Toallitas húmedas o una esponjita y agua tibia, que serán de gran utilidad cuando el bebé realice sus primeras deposiciones de meconio
-Tres o cuatro calcetines de punto o patucos ya que, aunque estemos en verano, los pies tienden a enfriarse con facilidad.
-Un asiento de recién nacido para el coche previamente instalado.
-Lima de uñas para el bebé. 

Tienes que estar registrado para realizar comentariors. Date de alta