Todo maternidad - La red social de la maternidad. Todo sobre la embarazo, posparto y crianza



El llanto es la primera y única forma que conoce el bebé para comunicarse con sus padres.
Si un bebé llora es porque necesita algo, así de simple.
A medida que pasen las semanas, el bebé aprenderá otras maneras para hacerse comprender, como los gorgoritos, las carcajadas, los intentos por imitarte... Pero cuando son muy pequeños, los bebés apenas disponen de recursos y lloran para llamar tu atención, no para fastidiar, seguro.

bebe llantoSin tener en cuenta el llanto del bebé cuando está afectado por alguna dolencia, conviene puntualizar cuáles son las causas normales del llanto del bebé más o menos hasta los seis meses.

Por hambre
Cuando el bebé llora por hambre, empieza normalmente de forma explosiva, a continuación se detiene unos segundos y vuelve a llorar de forma apremiante y persistente. Este llanto suele ir acompañado de algunos gestos, como chuparse los dedos de la mano o el puño.
Para consolar al bebé sólo hay que darle lo que pide. Lo mejor es prever los momentos de hambre para evitar que el llanto acabe siendo demasiado desesperado. Si el bebé sigue la lactancia materna, procura alimentarle antes de que se irrite para que no trague aire al mamar, lo que incomodaría aún más al bebé.

Por sueño
El bebé llora de forma intermitente y, además, se frota los ojos, se toca las orejas o la cabeza.
Para relajar al bebé, se le puede mecer suavemente en un lugar sosegado y en penumbra. No debes preocuparte porque tarde más de lo acostumbrado en dormirse, pues, en ocasiones, el bebé necesita llorar para conciliar el sueño, sobre todo cuando está muy cansado.

Cuando tiene miedo
El bebé más pequeño no se siente a gusto entre luces muy fuertes, ruidos repentinos y movimientos demasiado bruscos.
Hay que evitar estas situaciones, habituales por ejemplo en los supermercados, en el tráfico de una gran ciudad o, incluso, en algunos programas de televisión o películas.

Falta de contacto
Cuando el bébé recién nacido llora haciendo pucheros y acaba llorando de forma rabiosa, suele necesitar el contacto piel con piel con sus papás. El bebé suele hacer un gesto característico con la boca, provocando que las comisuras de los labios caigan hacia abajo.
Para evitar este llanto, intenta coger al bebé en brazos a menudo y si es piel con piel, mucho mejor. Por la noche, coloca la cuna del bebé en tu habitación para poder atenderlo rápidamente.

Cuando se siente incómodo
En las primeras semanas de vida, el bebé suele sentirse molesto cuando su pañal está sucio, cuando lo bañamos, al notar frío, o cuando se siente demasiado atosigado por la ropa. En estos casos, el bebé mueve la cabeza de un lado para otro con un gesto de enfado.
Si la causa es el frío en la bañera, no prolongues el baño, arropa a tu bebé con una toalla muy suave y acurrúcalo un buen rato bien tapadito hasta que decidas vestirlo.
Para que el bebé no note mucha diferencia de temperatura cuando esté desnudo, mantén la habitación entre 20 y 22 grados.
Si los problemas persisten a causa de la ropa, elige ropa cómoda, fácil de poner y de abrochar.
En el caso del pañal sucio, debes cambiarlo enseguida, puesto que el bebé es muy vulnerable a las irritaciones en la piel.

Tienes que estar registrado para realizar comentariors. Date de alta