Todo maternidad - La red social de la maternidad. Todo sobre la embarazo, posparto y crianza



Hubo un tiempo en España que cualquiera que paseara por sus calles, habría pensado que el día del Padre era un invento más de algún fabricante, en este caso, de corbatas, paraguas o pañuelos para señores...

Sin embargo, el origen de esta fiesta no tiene nada que ver con este impulso comercial y consumista. Todo empezó en una escuela suburbial de Vallecas, cuando en 1948, una maestra, Manuela Vicente, quiso aprovechar el día de San José para honrar el papel del padre en la vida de sus alumnas.

Día del PadrePronto, las tiendas y los establecimientos comerciales de todo el país, se harían eco de esta idea, pero no hay que perder de vista su intención pedagógica, hacer que el niño, desde la escuela, valorase a su papá y se lo demostrara con una manualidad hecha por él mismo, y que muchas veces consistía en reciclar alguna cosa encontrada en el vertedero.

De hecho, si miramos atrás, recordaremos cómo año tras año, nosotros mismos preparábamos una manualidad especial para agasajar a nuestro padre este día. Los típicos letreritos que copiaban las chapitas "no corras mucho papá" para llevar en el espejo retrovisor del coche, medallas en honor "al mejor padre"... manualidades que con el tiempo se han ido modernizando y dejando paso a manitas y pies estampados, lapiceros hechos con el rollo del papel higiénico y un largo etcétera.

Desde Todomaternidad, os animamos a que improviséis con vuestros pequeños alguna manualidad para papá. En internet hay miles de ideas para desarrollar en casa y, además, siempre es mejor preguntar a tu hijo que le gustaría hacerle a papá... A menudo, ellos tienen grandes ideas y nosotras sólo tenemos que ayudarlos a encontrar la manera de hacer realidad sus invenciones.

Si ni tú ni tu pequeño sois de pintar y recortar, podéis soprender a papá con un desayuno en la cama. Como la anterior idea, ésta también es sencilla, pero eficaz en el 100 por 100 de los casos. ¿A quién no le gusta que lo despierten con un abrazo y una bandeja con apetitosos manjares matutinos? Unos huevos revueltos con bacon, un croissant relleno, un gran trozo de tarta casera, un zumo de naranja recién exprimido o un cafetito bien caliente... Cualquier cosa que haya en el plato y que sea del gusto de papá, triunfará y su efecto sobre los más pequeños será inmediato. Ver a su papá sorprendido y feliz por el detalle que ellos mismos han tenido lo hará sentir un ser muy importante.

Tienes que estar registrado para realizar comentariors. Date de alta