Todo maternidad - La red social de la maternidad. Todo sobre la embarazo, posparto y crianza



Aunque como adultos somos conscientes de que la Navidad es mucho más que regalos, todos sabemos lo importante que resulta, para los más pequeños, la espera ilusionada de Papá Noel o de los Reyes Magos. En Todomaternidad queremos ayudarte a encontrar el mejor regalo para tu hijo, sin perder de vista que, ante todo, podemos aprovechar estas fechas para contagiarle todos los valores positivos que trae consigo la Navidad.

Racionalizar los regalos

TodomaternidadAl realizar la típica carta de Reyes, podemos aprovechar para hacer entender a nuestros hijos que no pueden pedir todo lo que se les pase por la cabeza. Les ayudaremos a priorizar y a renunciar, a elegir sólo lo que más deseen. También los podemos animar a pedir otro tipo de obsequios que no sean juguetes, como entradas para el circo, sesión de película cada sábado... De esta manera, estamos educando a nuestros hijos a vivir de forma crítica y racional en la sociedad consumista y caprichosa que nos envuelve.

En este sentido, también es importante evitar el exceso de regalos. Todos sabemos que ante un montón de regalos, el niño quedará saturado. A lo mejor, al principio, el niño está muy contento por la avalancha de juguetes, pero luego, sólo querrá jugar con uno o dos. Si nuestros familiares les regalan muchos juguetes, los guardaremos y los iremos dosificando a lo largo del año. Aunque lo ideal sería ponerse de acuerdo con todos los familiares para aprovechar estas fechas y regalar algo más que juguetes, es decir, algo que necesite el niño, como unos divertidos calcetines, un calentito pijama o un juego de sábanas infantil.

A cada etapa, un regalo

Teniendo claras las anteriores premisas, pasaremos a la acción. ¿Qué regalos son los más adecuados? Como es sabido, en la educación y la crianza de nuestros hijos, los padres hemos de acompañarlos y ofrecerles un variado tipo de espacios para que se desarrolle de forma óptima a todos los niveles. En esta compleja labor es vital no quemar etapas, es decir, no adelantar los tipos de juguetes o juegos adecuados para nuestro hijo. Es importante ajustarse a sus gustos y a su personalidad, pero hay que valorar en qué medida el juguete será adecuado, seguro y beneficioso para el niño.

En cualquier caso, tenga la edad que tenga el niño, el mejor regalo es el que estimula la experimentación, la creatividad, la imaginación y la curiosidad. A continuación, veremos qué tipo de juguete se adapta mejor a cada etapa.

  • Entre 0 y 1 año. Los colores y las diferentes texturas llaman la atención del bebé, por lo que los juguetes con estas características suponen una fuente de estimulación favorable. Hay que rechazar juguetes demasiado ruidosos o con luces muy estridentes para evitar la fatiga sensorial del pequeño. Sonajeros, peluches musicales, muñecos que floten en el agua, pelotas blanditas y con cascabeles por dentro, alfombras o mantas para jugar, así como bloques grandes de construcción aptos para esta edad son muy recomendables.
  • Entre 1 y 2 años. Los juguetes ideales siguen siendo los que permiten que el niño experimente con los cinco sentidos y los que ponen a prueba sus habilidades motrices y su coordinación. Piezas para encajar o bloques para apilar o arrastrar, tambores, libros llamativos con figuras grandes y con diferentes texturas... son algunos ejemplos de este tipo de juguetes para los más pequeños.
  • Entre 2 y 3 años. Muchos de los juguetes anteriores siguen siendo válidos y los juguetes que promueven la imitación empiezan a ser sus preferidos (maletín de médico, un juego de té o una cocinita, herramientas de carpintería o de jardinería...), así como los de construcción para estimular la psicomotricidad a todos los niveles (pizarra con tizas gruesas, pinturas de dedos, plastilinas, rompecabezas, puzzles grandes, carritos de la compra para empujar y transportar cosas, triciclos...).
  • Entre 3 y 5 años. Las anteriores opciones son perfectas y, además, podemos añadir a la lista los juguetes que estimulan la imaginación y el movimiento. Los juegos de construcción o de manualidades adecuados a su destreza (juegos de pinchitos o de bolitas para ensartar y hacer divertidos collares...) así como los instrumentos musicales suponen una buena apuesta. También empiezan a sentir gran curiosidad por la naturaleza y los animales, así que estas fechas representan una gran oportunidad para regalarles unos prismáticos, un kit de explorador o un observador de insectos.
  • Entre 5 y 9 años. Ya se sienten más capaces a nivel intelectual, por lo que ciertos juegos suponen un reto a su inteligencia y a su creatividad. A medida que van cumpliendo años, querrán jugar en compañía, así que empieza a resultar una buena opción los juegos de mesa, los títeres y los teatros portátiles, los juegos para potenciar la memoria... Con la edad, también consiguen ir perfeccionando sus movimientos, por lo que los maletines de costura, las bicicletas, los balones o las cuerdas para saltar resultan regalos muy adecuados. El mundo de la fantasía cada vez cobra mayor importancia, de manera que los disfraces y los libros sobre seres fantásticos representan una opción más.
  • A partir de los 9 ó 10 años. Los juegos que potencian el pensamiento racional y la lógica les suelen resultar más atractivos, porque supone una forma de superarse a sí mismo, de poner a prueba su intelecto y, por ende, de reforzar su autoestima. En este sentido, los juegos de rol y los juegos de ingenio son ideales. También les gusta satisfacer su curiosidad, por lo que los telescopios, microscopios y similares pueden ser una gran opción. Juguetes como futbolines, bicicletas o instrumentos musicales también resultan atractivos para incentivar el desarrollo de hobbies y actividades deportivas.

Tienes que estar registrado para realizar comentariors. Date de alta