Todo maternidad - La red social de la maternidad. Todo sobre la embarazo, posparto y crianza



El 10 de diciembre se celebra el día de los derechos humanos. Precisamente, de entre todos ellos, los derechos del niño resultan imprescindibles para construir una sociedad mejor. Todomaternidad quiere aportar su granito de arena reflexionando sobre varios aspectos que, en el día a día, pueden pasar desapercibidos, como es el descanso que necesita cualquier niño para crecer sano y feliz.

Derechos NiñosSegún el artículo 31 de la Convención sobre los Derechos del Niño (1989):

"Los Estados Partes reconocen el derecho del niño al descanso y el esparcimiento, al juego y a las actividades recreativas propias de su edad y a participar en la vida cultural y en las artes."

El descanso, más ninguneado aún que el juego libre y espontáneo en nuestra sociedad moderna, resulta un aspecto fundamental en la educación integral del niño. A menudo, asociamos el descanso a la cantidad de horas de sueño o, incluso, a los ratos de ocio dedicados a mirar la televisión o a jugar con la videoconsola, cuando, en realidad, el descanso tiene mayores implicaciones.

Vayamos, por ejemplo, a nuestro día a día. Seguramente, todos sabemos de niños que, tras una larga jornada escolar, con apenas ratos de recreo, acuden cada día a determinadas actividades extraescolares. Y no hablemos ya de los niños más grandecitos, que después del colegio y la extraescolar diaria tienen que hacer deberes... ¿Cuándo tienen tiempo de descansar y de aburrirse? Muchos dirán que el fin de semana está para eso; sin embargo, poder disfrutar de ratos de descanso debería ser algo que se pudiera llevar a cabo a diario.

¿Por qué el descanso es importante?

El descanso puede adquirir múltiples formas, ya que, en el fondo, depende de cada tipo de niño. Por ejemplo, unos emplearán sus momentos de descanso para imaginar, cantar o bailar, mientras que otros preferirán jugar... En cualquier caso, lo realmente importante es que, en estos momentos de descanso, el niño desarrolla distintas capacidades que son básicas para que crezca feliz y contento, sin estrés, ni presiones, ya que:

  • contempla su entorno y extrae datos o conclusiones
  • deja volar la imaginación
  • gestiona sus emociones al encontrarse consigo mismo
  • interioriza las ideas aprendidas a lo largo del día

La importancia del silencio

A la vista de estos datos, también resulta determinante que, cuando descansen de las actividades de la escuela o de los juegos más movidos, favorezcamos el silencio, otro aspecto bastante olvidado en nuestra sociedad. Deberíamos entender que el silencio es una parte muy importante del aprendizaje y del desarrollo integral del niño, pues es necesario para la interiorización y la consolidación de todos los estímulos que recibimos cada día. Además, el silencio también es determinante para la reflexión, una de las cualidades que nos hacen humanos.

Por eso podríamos empezar por pensar en nuestro día a día y comprobar en qué medida proporcionamos estos instantes a nuestros hijos. Consiste en algo tan sencillo como llevar a la práctica pequeños cambios en lo cotidiano: apagar todos los dispositivos electrónicos, salir al bosque, a la playa o, simplemente, a un lugar tranquilo, y disfrutar de unos momentos de descanso con nuestros niños.

Tienes que estar registrado para realizar comentariors. Date de alta