Todo maternidad - La red social de la maternidad. Todo sobre la embarazo, posparto y crianza



Con la conmemoración de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, en algunas escuelas se reflexionará sobre la vigencia de los derechos humanos y sobre su violación en algunos países del mundo. De la misma manera, muchos padres se sentirán atraídos por el tema y querrán saber cómo pueden contribuir a que sus hijos tomen una conciencia plena de la significación de los derechos humanos.

En Todomaternidad, os queremos ayudar; no a través de textos enfocados a tratar el tema desde un punto de vista teórico, sino, simplemente, a través de una breve reflexión sobre nuestro día a día.

La Carta Magna, Magna Carta Libertatum de 1215Los derechos humanos y los valores éticos

Los derechos humanos van muy ligados a los valores de convivencia como la libertad, el respeto, la justicia, la tolerancia, la solidaridad, la responsabilidad, la lealtad o la honestidad. Cuando hablamos de nuestros hijos, sobre todo cuando son muy pequeños, no podemos intentar concienciarlos a base de sermones. No se trata pues de dogmatizar, ni siquiera de evidenciar cuáles son exactamente cada uno de los derechos humanos y los valores sobre los que se han creado.

Se trata, sencillamente, de enseñar con el ejemplo a vivir de forma respetuosa con los demás y con nuestras propias inclinaciones, a ayudar cuando alguien lo necesita, a tomar conciencia de nuestras elecciones y a responsabilizarnos de ellas. Más que clases de educación en valores, lo realmente educativo es que un niño vea que en su familia y en su entorno más inmediato se hacen respetar los derechos de todos. En gestos tan cotidianos como una conversación o una reunión debemos aprovechar para dar ejemplo a nuestros hijos, debemos enseñarles que cuando alguien habla se le escucha, que cuando alguien necesita algo se le ayuda en la medida de lo posible...

Desde la primera infancia

Incluso en la forma que tenemos de criarlos desde su más tierna infancia, les estamos enseñando cuáles son sus derechos. Cuando nos intentamos poner en su lugar y comprender qué les pasa en cada momento de su día a día, de forma instintiva, estamos promoviendo los derechos humanos. Cuando queremos atender con cariño y sentido común a sus necesidades, no sólo lo estamos criando, también lo estamos educando en valores.

Niños respetados y concienciados

Por ello, un niño que crece en un ambiente cordial, donde ha sido escuchado y educado para que en el futuro adquiera un sentido crítico de la vida, muy posiblemente se convertirá en un adulto con voluntad para hacer respetar sus derechos y para respetar los de sus semejantes.

Así pues, si queremos tener hijos concienciados, debemos empezar por nosotros mismos, pues la coherencia es fundamental para enseñar a los pequeños cuáles son sus derechos y cuáles son los valores más importantes de la vida.

Tienes que estar registrado para realizar comentariors. Date de alta