Todo maternidad - La red social de la maternidad. Todo sobre la embarazo, posparto y crianza



Desde el principio el niño quiere llorar y reír.
Llorar es para él una profunda necesidad. Todos los días tiene una catarsis a través del llanto.

llanto infantilEl niño tiene muchas frustraciones. Es inevitable; es por necesidad. El niño quiere algo, pero no puede decir qué, no puede expresarlo. El niño quiere algo, pero quizá los padres no estén en situación de poder dárselo. Puede que la madre no esté disponible. Quizá ella esté ocupada haciendo otra cosa y él esté desatendido. En ese momento no se le presta atención, por eso se echa a llorar. La madre quiere convencerle, consolarle, porque le molesta, el padre está molesto, toda la familia está alterada. Nadie quiere que llore, el llanto es una molestia; todo el mundo trata de distraerle para que se calle. Podemos sobornarle. La madre le dará un muñeco, le dará leche –cualquier cosa para distraerle o para consolarle- pero no debe llorar.

Llorar es una necesidad profunda. Si puede llorar y si se le permite, el niño quedará como nuevo; la frustración es expulsada a través de las lágrimas. De lo contrario, si contiene el llanto, contendrá la frustración. Entonces se irá acumulando, y tú eres "un montón" de lágrimas.

El libro del niño de Osho

Tienes que estar registrado para realizar comentariors. Date de alta