Todo maternidad - La red social de la maternidad. Todo sobre la embarazo, posparto y crianza



En la sociedad actual, las redes de apoyo entre las mujeres muchas veces son inexistentes. Las familias se reducen, la movilidad laboral impide que muchas familias permanezcan unidas... El resultado es que muchas madres o parejas se enfrentan a la maternidad sin apenas referentes y, lo que es peor, dentro de una comunidad donde la crianza de los hijos apenas se valora.

DoulaEste cambio en nuestra sociedad hace que muchas mujeres se sientan desorientadas ante la noticia del embarazo o después, cuando ya han pasado por el parto de su bebé. Lactancias fracasadas, sentido de culpabilidad por haber permitido en el parto alguna intervención médica innecesaria... En este contexto la figura de la doula, junto a otros grupos de apoyo, como los de lactancia, surge para intentar reconstruir las redes de apoyo perdidas entre las mujeres, desde la cercanía y la comprensión que estas mujeres transmiten.

La palabra doula proviene de la antigua Grecia y se refería, seguramente, a la esclava principal de una casa, la persona que ayudaba a la mujer embarazada del hogar en el parto. Hacia los años ochenta del siglo pasado reaparece la figura de la doula a través de unos estudios basados en la experiencia de dos médicos estadounidenses que observaron cómo la relación continuada de madres con parturientas mejoraba la recuperación de éstas en un hospital de Guatemala. Hoy en día, una doula es una mujer, normalmente madre, con experiencia en partos.

En España, donde la doula como tal apareció, aproximadamente, hace unos diez años, no existe todavía una formación reglada para esta profesión; sin embargo, se imparten multitud de cursos para mujeres que quieren formarse como doulas. Estos cursos son entre ellos muy diferentes, pero todos coinciden en ofrecer conocimientos teóricos sobre el parto, el posparto y la lactancia. No obstante, la función de la doula va más allá de la sanitaria, puesto que no pueden actuar como comadronas o enfermeras, sino como acompañante de la embarazada o parturienta.

El trabajo de la doula es informar y ayudar a tomar decisiones para que tanto el embarazo como el parto transcurran de la forma más humana y normal posible. Sus servicios son varios y se pueden solicitar en cualquier momento del embarazo e, incluso, tras el parto:

- primera visita a domicilio para conocer a la embarazada y a la familia con el propósito de establecer una relación de confianza.
- visitas que considere necesarias la embarazada para profundizar en temas que le interesen personalmente relacionados con el embarazo, el parto y su estado emocional.
- durante el parto: la doula no debe interponerse entre el trabajo de la comadrona o el ginécologo. La doula ayudará a la parturienta a encontrar las posturas más cómodas, la aliviará con masajes... Además, la doula puede actuar como mediadora entre el equipo médico y los padres, informando sobre los deseos de la embarazada o "traduciendo" los conceptos médicos más enrevesados.
- en el postparto: la doula cuida de la madre y la sigue asesorando en temas relacionados con la maternidad, como la lactancia, los cuidados del bebé... y, sobre todo, la ayuda y la apoya en la nueva aventura de ser madre.

Tienes que estar registrado para realizar comentariors. Date de alta