Todo maternidad - La red social de la maternidad. Todo sobre la embarazo, posparto y crianza



El embarazo suele ser una de las etapas de la vida de la mujer en la que se siente más sana y más enérgica, aunque esté experimentando una verdadera revolución hormonal que le complica el día a día. Estudios muy recientes aseguran que, durante el embarazo, tanto la musculatura como el esqueleto, los órganos y la piel de la mujer embarazada rejuvenecen gracias a los efectos de la regeneración orgánica de las células del feto.

embarazo acidezSin embargo, estos cambios hormonales y el hecho de ampliar la cavidad abdominal para desarrollar una nueva vida, acaban afectando diversos aspectos de la salud de la embarazada, como el funcionamiento disgestivo, siendo la acidez de estómago uno de los trastornos más habituales en el embarazo.

La acidez de estómago aparece con mayor frecuencia en la última etapa del embarazo a causa del aumento de tamaño del útero. Cuando el útero ha crecido tanto, acaba desplazando los órganos y el estómago se ve obligado a coger una forma más horizontal, lo que conlleva que el cierre superior se afloje. Al consumir alimentos pesados o al llenar demasiado el estómago, los ácidos acaban subiendo por el esófago con mayor facilidad a la boca, lo que provoca el conocido ardor.

Consejos para prevenir la acidez de estómago

Para combatir la acidez, a veces sólo basta con evitar ciertos alimentos, como los refrescos con gas, cualquier tipo de alcohol, el café o el té, ya que estas bebidas retrasan el vaciado gástrico.
También conviene evitar, sobre todo, el chocolate, el vinagre, el tomate, la pimienta, cualquier picante y los cítricos, pues todos estos alimentos aumentan la acidez.

Después de comer o cenar, cuando nos estiramos, la acidez suele empeorar por la postura horizontal. Para aliviarla, es útil elevar la cabecera de la cama hasta unos 15 centímetros, ya que, al tener la parte superior del cuerpo elevada, los ácidos estomacales se mantendrán más fácilmente en su lugar. Asimismo, hay que comer pocas cantidades de alimentos, asegurarse de que éstos son ligeros y tomar alguna infusión digestiva. Si aún así el problema no se soluciona, puede ser conviente esperar un par de horas para hacer la siesta o acostarse.

Si, a pesar de seguir estas recomendaciones, se sigue sufriendo acidez de estómago, cabe consultar a la comadrona la posibilidad de tomar algún fármaco para aliviar el malestar. En ocasiones, masticar un simple chicle tras las comidas puede funcionar a combatir la acidez ya que la producción de saliva neutraliza los ácidos.

Tienes que estar registrado para realizar comentariors. Date de alta