Todo maternidad - La red social de la maternidad. Todo sobre la embarazo, posparto y crianza



La revolución hormonal del embarazo suele aumentar la libido, aunque, en ocasiones, el miedo a hacer daño al bebé impide que la pareja mantenga viva su actividad sexual.
No obstante, si no se prevé ninguna complicación, se puede tener sexo hasta el final del embarazo.


Sexo-Embarazo - Todo maternidad - Toda la información para la embarazadaHay que tener muy presente que, en este periodo, el sexo en sí no es malo; de hecho, supone un entrenamiento para el futuro bebé, ya que el orgasmo femenino se produce en el útero y durante un breve tiempo la placenta proporciona menos sangre al bebé.
Además, el feto está protegido por el líquido amniótico, por la pared muscular del útero y por el tapón mucoso que, a modo de barrera en el cuello del útero, impide que el semen pueda llegar hasta allí.

Primer trimestre
En los primeros meses del embarazo, muchas mujeres evitan el sexo por temor a dañar al feto, sobre todo, alarmadas por encontrarse en el período de mayor riesgo del embarazo y por tratarse de una situación distinta. En otros casos, las molestias típicas de esta primera etapa, como el cansancio y las náuseas, también pueden repercutir en la vida sexual de la pareja.

Con todo, lo cierto es que, al principio de la gestación, la zona pélvica empieza a estar muy irrigada de sangre, lo que la convierte en un punto muy sensible del cuerpo de la mujer.

Segundo trimestre
A partir de la semana 16 hasta -más o menos- la 30, los típicos malestares remiten y muchas embarazadas se encuentran especialmente bien, puesto que se han habituado a sus nuevas curvas.
En muchos casos, al redondearse las caderas y al crecer el pecho, la mujer se siente más femenina y ello contribuye a cobrar mayor seguridad en la cama y a perder el posible miedo del principio.

Tercer trimestre
El volumen que adquiere el abdomen irá complicando alguna que otra postura a medida que avanza la gestación.
En general, hay que buscar aquella que presione menos la tripa de la mujer, por lo que la postura del misionero (el hombre encima de la mujer) puede resultar muy incómoda.
En cambio, si ella se coloca encima o se tumba de lado para que la penetración se realice desde atrás, ambos ganarán seguridad. Con todo, según la forma que se elija para hacer el amor, conviene ir despacio y escuchar las sensaciones de la mujer.

De cualquier forma, si llega un punto en que se complica demasiado, no hay por qué dejar de mantener la cercanía sexual; las caricias, los masajes y los roces tiernos cobrarán mayor vigor y evitarán caer en la apatía.

Por otra parte, está más o menos extendido el falso rumor sobre la incidencia del orgasmo en las contracciones que pueden inducir a un parto prematuro. Ciertamente, durante la eyaculación se segrega la hormona prostaglandina, encargada de ablandar el músculo uterino y prepararlo para las contracciones. Sin embargo, la cantidad es tan pequeña que no puede llegar a desencadenar las contracciones típicas de parto.

Es más, el sexo (en la forma que sea) en los días previos a la llegada del bebé, se convierte en un buen recurso para relajarnos y estar de buen humor, lo que repercute en el buen estado del feto.

 

¿Cuándo hay que evitar el sexo?
Puede ser que el ginecólogo desaconseje las relaciones sexuales, sobre todo cuando se producen sagrados vaginales o complicaciones con la placenta.
Estos son los casos más frecuentes, pero también existen otros motivos por los que hay que renunciar al sexo:
- Amenaza de aborto.
- Contracciones regulares prematuras.
- Riesgo de parto prematuro en embarazos múltiples.
- En caso de enfermedades como la diabetes, el asma o los problemas cardíacos, el médico indicará qué hacer.
- Infección genital por parte de cualquiera de los futuros papás.
- Rotura prematura de la bolsa amniótica.
- Abertura del orificio uterino, ya que durante las relaciones sexuales se pueden producir infecciones que dañen la bolsa amniótica, lo que, a su vez, puede conducir a un aborto o un parto prematuro.

Tienes que estar registrado para realizar comentariors. Date de alta