Todo maternidad - La red social de la maternidad. Todo sobre la embarazo, posparto y crianza



Junto con la sexualidad y algunos otros temas, la muerte es el gran tabú en la crianza. Tememos el momento en el que los niños nos harán algunas preguntas comprometidas.

Lo que debemos tener en cuenta es que se trata de algo natural y el que sean comprometidas para nosotros parte de nuestras propias vivenciasy miedos. Nosotros mismos eludimos la idea de la muerte. Intentamos transformar en un sentimiento "positivo" el dolor por la pérdida de un ser querido, intentamos que se "nos pase", cuando lo que deberíamos hacer es permitir salir los sentimientos y vivir el duelo necesario. Sin negar, aceptando lo que sentimos.

Duelo Con los niños ocurre los mismo, con algunas diferencias respecto a la edad, como el que no comprenden la irreversibilidad de la muerte hasta que tienen más o menos cinco años (algunos, incluso más tarde). Si se muere una mascota, corremos a reemplazarla o le compramos al niño algún juguete para que se le olvide. Si se muere un familiar, se lo ocultamos o le mentimos.

Los niños necesitan sinceridad, adaptando el mensaje a lo que entiende cada uno a la edad en la que se encuentra. Si ya son capaces de entender lo que ha pasado, necesitan que les permitamos vivir ese duelo y, además, necesitan sentirse acompañados por nosotros. Acompañar no es negar lo que sienten, es comprenderlo, verbalizarlo y estar disponibles cuando nos necesitan.

Si nos preguntan qué pasa tras la muerte, como en otros casos, podemos dejar abierta la puerta a que ellos mismos formen su creencia con un "¿tú qué crees?". Si nos preguntan lo que creemos nosotros, podemos decírselo, pero siempre recalcando que es, simplemente, lo que creemos.

 

Laura Perales Bermejo
Psicóloga infantil. Orientación reichiana, humanista, teoría del apego.
Colegiada M-26747

Tienes que estar registrado para realizar comentariors. Date de alta