Todo maternidad - La red social de la maternidad. Todo sobre la embarazo, posparto y crianza

Bienvenida a todomaternidad

Bienvenidos a TodoMaternidad, la red social sobre la maternidad.

Todomaternidad te ayuda con:

- Información sobre la maternidad (embarazo, posparto y crianza)

- Consultas a profesionales

- La Agenda de la maternidad

- Profesionales y servicios de la maternidad

- Foros de consulta y opinión

- Mercado de intercambio

- Una red social con otras madres cerca de ti

 

... por todo esto y mucho más...

¡ Date de alta !



Pregunta:

En 3 semanas salgo de cuentas y quiero dar el pecho a mi bebé. Mis amigas, que ya son madres, no dejan de decirme cómo sufrieron por las grietas que les salieron las primeras semanas. Me da mucho miedo que me salgan. Me gustaría saber cómo las puedo evitar y, en el caso de que salgan, qué puedo hacer para curarlas.

por: Susana M.C.

Respuesta

Hola, Susana.
Antes de nada, felicidades por tu próxima maternidad. Muchas veces pensamos que las grietas ineludiblemente forman parte de la lactancia y eso no es cierto. La lactancia tiene que ser eficaz para el bebé y placentera para la madre. Por otro lado, es evidente que sufrir al dar el pecho es algo que da miedo a cualquiera.
Supongo que habrás leído algunos libros sobre la lactancia. Eso está muy bien, porque es la parte teórica del proceso. Pero, si puedes, antes del parto, acude una o dos veces a un grupo de apoyo a la lactancia donde puedas ver cómo se da el pecho. ¡Recuerda que a dar de mamar se aprende!
Una vez haya nacido tu bebé, es importante que pueda mamar dentro de la media hora posterior a su nacimiento. Si dejas a tu bebé entre tus pechos y le permites explorar, es casi seguro que se agarrará de manera espontánea y tu bebé mamará correctamente. Debes recordar que, para mamar, el bebé ha de tener siempre la boca muy abierta en un ángulo de más de 90º, los labios evertidos, gran parte de la areola en su boca, y la nariz y la barbilla completamente pegados a tu pecho. También es muy importante que, uses la postura que uses, mantengas siempre la alineación corporal del bebé, con el hombro, la oreja y la cadera formando una línea recta.
En ocasiones, la colocación y el agarre son perfectos pero, aun así, la madre sufre grietas o dolor. En ese caso, es importante revisar la boca del bebé para verificar que no tenga un frenillo lingual corto que cause el mal agarre y, por extensión, las grietas.
Las grietas son extremadamente dolorosas y, a veces, pueden hasta sangrar. Cuando se producen y una vez revisado el motivo que las causaba, hay que intentar acelerar su curación. Es importante evitar los empapadores de leche y dejar el pecho al aire o protegido con una concha especial, permitiendo que la herida no se pegue a la tela y se airee la zona, lo que favorece la cicatrización. Que tengas sangre en las heridas no excluye que puedas seguir dando el pecho, ya que al bebé no le va a pasar nada por tomar esa leche.
En el caso de que las grietas se infecten, hace falta consultar a un profesional sanitario que pueda pautar una crema antibacteriana tópica.
Si la madre siente muchísimo dolor y las tomas se hacen imposibles, puede, de manera temporal, sacarse la leche con el sacaleches y dar su leche al bebé en un método de suplementación no invasivo: jeringa-dedo, vaso, cuchara... Una vez las grietas estén curadas, podrá retomar la lactancia.
Muchos ánimos y consulta lo antes posible a tu comadrona, asesora de lactancia materna o IBCCL, si tienes dolor al dar el pecho a tu bebé.

Alba Padró
Asesora de lactancia
IBCLC/308-75146. L-28797
para Todomaternidad.com

Tienes que estar registrado para realizar comentariors. Date de alta

Información embarazo

  • 1
  • 2
  • 3
Prev Next

Información posparto

  • 1
  • 2
  • 3
Prev Next

Información crianza

  • 1
  • 2
  • 3
Prev Next